Reportaje:

La Dama d'Elx sigue a la espera de informes

El préstamo de obras de arte es frecuente entre museos, entre países. Los cuadros o las esculturas entran y salen de una exposición a otra y ello permite, entre otras cosas, divulgar la cultura y el patrimonio. Pero para que una pieza de gran valor artístico y económico pueda salir de su acomodo habitual deben darse algunas condiciones, y entre ellas está la seguridad del traslado y ubicación, y su estado de conservación.

En el caso de la Dama de Elche, el Ayuntamiento de la ciudad donde fue hallada hace más de cien años ha solicitado su cesión temporal en dos ocasiones. La primera vez fue en 1997, con motivo de la celebración del centenario del hallazgo. La cesión fue rechazada por el entonces Gobierno del Partido Popular, que llegó a cesar al que era en esas fechas director del Museo Arqueológico Nacional porque había argumentado en varias ocasiones que no había inconveniente para su traslado. Ahora, por segunda vez, y con motivo de la inauguración del Museo de Arqueología e Historia de Elche y de la rehabilitación del Palacio de Altamira, se ha vuelto a gestionar el préstamo de la Dama, obra cumbre del arte ibérico.

"Su estado es bueno, está esculpida en piedra caliza y absorbe la coloración"
Sorpresa entre los ilicitanos por los nuevos datos que pide Cultura para autorizar el traslado del busto ibérico

En esta ocasión parece que se dan todos los condicionantes para su cesión. Se han hecho ya dos informes, uno preliminar sobre el busto y otro sobre las condiciones de traslado y estancia de la Dama y ambos son favorables. Sin embargo, en contra de todos los pronósticos, el patronato del Museo Arqueológico Nacional decidía hace unos días encargar un nuevo informe y supeditar a éste la autorización del traslado. El nuevo estudio se ha encargado a un equipo de expertos franceses, liderados por la investigadora Brigitte Bourjoise y que trabajan en el CNRS, organismo similar al Centro Superior de Investigaciones Científicas Español. El estudio se va a hacer en Francia, a pesar de que en España existen laboratorios similares, porque en París está la tecnología más puntera. Según el Ministerio de Cultura, el estudio se realizará utilizando la técnica de fluorescencia de rayos equis y lo que se pretende es detectar la policromía que queda en el busto. Este complejo aparato básicamente aumenta un 175% cada grano de la piedra. Se sabe que la dama estaba pintada y se quiere conocer cómo y en qué estado están los restos de policromía. Desde Cultura señalan que es tan sólo una garantía más ante las posibles reticencias de uno de los miembros del patronato del museo, que habría manifestado la falta de un informe de esta envergadura del busto ibérico.

La solicitud de un nuevo informe ha causado sorpresa en Elche, y particularmente a una de las personas que mejor conoce el arte ibérico, el director de la fundación Universitaria La Alcudia, Rafael Ramos. Este arqueólogo, cuya familia fue hasta hace unos años propietaria del yacimiento donde se encontró el busto ibérico y cuyo padre fue uno de los primeros estudiosos de la Dama, asegura que ese estudio "debía haberse hecho hace años". El que se haya encargado a científicos franceses tampoco se entiende, "ya que en la Universitat de València hay un laboratorio de difracción de rayos equis que es donde se estudian este tipo de pigmentos". Ramos añade que lo que van a encontrar es lo que ellos ya publicaron hace diez años con motivo del vigésimo quinto Congreso Nacional de Arqueología: los restos de pigmentos son los típicos de la época, el azul egipcio, rojos hematites y ocres goetites y "su estado es bueno, entre otras cosas porque la Dama está esculpida en piedra caliza que absorbe la coloración". Estas conclusiones son las que se han obtenido del estudio de pigmentos hecho a obras del yacimiento de La Alcudia contemporáneas de la Dama como el Torso del Guerrero, una pieza que actualmente está cedida en Mallorca y que lleva un año viajando por todo el mundo. Expertos en arte y piezas antiguas señalan que el préstamo y traslado de estos objetos es muy frecuente y que se ceden marfiles o cristales que son piezas más delicadas que la escultura de la Dama.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS