El primer testigo que declara contra Sadam describe torturas, violaciones y asesinatos

"No temo una ejecución; si quiere mi cabeza, cójala", dijo el ex dictador iraquí al juez

Ahmed Hassan Mohamed Dujaili, de 38 años, se convirtió ayer en el primer testigo en declarar contra Sadam Husein y los otros siete implicados en la matanza de 148 chiíes, en 1982, en la aldea de Dujail, al norte de Bagdad. En esta población se produjo un intento frustrado de asesinar a Sadam. Y, tras el crimen fallido, llegaron las matanzas y los traslados a Bagdad. Hassan, el primero de los 11 testigos que serán llamados a declarar, aseguró haber presenciado torturas, violaciones y asesinatos. Husein pidió que "una institución médica independiente" examinase al testigo.

Más información
Sadam Husein denuncia en el juicio que fue torturado por soldados estadounidenses

"Usted no puede continuar jugando a este juego", espetó Husein al presidente del tribunal, Rizkar Mohammed Amine. "Si quiere mi cabeza cójala, no temo la ejecución".

La de ayer fue una sesión caótica en la que los abogados defensores de Husein se retiraron durante 90 minutos y volvieron luego al tribunal, y el ex dictador y su hermanastro Barzan Ibrahim al Tikriti interrumpieron en varias ocasiones al testigo Ahmed Hassan y se enfrentaron a los magistrados.

Ahmed Hassan relató cómo hace 23 años, tras el fallido intento de asesinar a Husein, fue apresado junto a otros hombres y mujeres y transportado desde la aldea de Dujail a Bagdad. En Bagdad, según el testigo, las mujeres detenidas fueron violadas en presencia de los hombres. Ahmed Hassan nombró a los torturadores y la relación que tenían ellos con los ocho encausados.

Husein lo interrumpía llamándole mentiroso y Tikriti, hermanastro de Sadam, exclamó: "¡Debería actuar en el cine!". Hassan continuó su relato: "A mi hermano le dieron descargas eléctricas mientras obligaban a mi padre, de 77 años, a mirar". De uno de los detenidos, el testigo contó: "Lo rompieron. Le rompieron su brazo, su pierna. Le dispararon al pie. Todo eso durante los interrogatorios. Murió mientras lo torturaban. Lo partieron en pedazos".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Cuando el testigo habló en contra de Sadam, el ex gobernante le respondió: "No me interrumpa, hijo". Y después añadió: "Si alguna vez se establece que Sadam Husein le puso la mano encima a algún iraquí, entonces todo lo que dijo este testigo es correcto".

En uno de los enfrentamientos que Husein mantuvo con los jueces, el ex dictador dijo a un magistrado: "Cuando yo hablo, hablo como tu hermano. Tu hermano en Irak y tu hermano en la nación [árabe]. Yo no le temo a la ejecución. Me doy cuenta de que hay presión sobre ti y lamento que deba enfrentarme a uno de mis hermanos", aseguró Husein. El ex dictador pidió al tribunal que el testigo fuese examinado por una "institución médica independiente".

Husein recalcó que él no se estaba defendiendo a sí mismo sino defendiendo a los iraquíes: "Lo estoy haciendo por Irak. Te estoy defendiendo a ti", le dijo al juez.

Decenas de iraquíes se manifestaron ayer en favor de Hussein al norte de Bagdad, mientras que otros se reunieron en la capital para pedir su ejecución.El juicio se había reanudado tras una semana de parón para que se pudiera reorganizar la defensa de los acusados, ya que varios letrados abandonaron la causa y dos han sido asesinados. Hoy se reanudará la sesión.

Dimisión

Por otra parte, Naciones Unidas decidió ayer apartar a Carina Perelli de sus funciones como directora de la División Electoral de la ONU. La acción disciplinaria de Kofi Annan se produce a 10 días de que se celebre en Irak las elecciones legislativas. La socióloga uruguaya, de 48 años, está acusada de haber tolerado conductas sexuales abusivas en el departamento que dirige y de fallos en la gestión del mismo.

Perelli había declarado con anterioridad que los comicios iraquíes son uno de los más complejos en los que ha participado la ONU, debido a la inestabilidad política y la violencia diaria que se vive en el país.

El portavoz de Annan evitó entrar ayer en los detalles precisos sobre la decisión de la ONU. Tampoco quiso aclarar si se trataba de un despido o de un cese. EE UU criticó, sin embargo, el momento en el que se toma la decisión. "¿Por qué 10 días antes de las elecciones en Irak? ¿Qué efecto tendrá esto sobre el terreno?", se preguntó el embajador estadounidense ante Naciones Unidas, John Bolton.

Sadam Husein (delante) y su hermanastro protestan durante el juicio.
Sadam Husein (delante) y su hermanastro protestan durante el juicio.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS