Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal rechaza que se envíe el caso de los vuelos de la CIA a la Audiencia

La fiscalía objetó ayer por segunda vez la decisión del juez de instrucción de Palma de remitir a la Audiencia Nacional la querella por torturas, secuestro y detención ilegal en relación a las escalas en el aeropuerto de Mallorca de aviones sospechosos de pertenecer a la CIA en 2004 y 2005. Los aparatos se usaron supuestamente en la captura y traslado, sin cobertura judicial, de detenidos por terrorismo.

En su apelación, el fiscal pidió que se revoque el traslado del caso a los juzgados centrales porque el juez no ha acreditado los indicios y los autores de los delitos de tortura en territorio español o a bordo de una aeronave española. Reclama que, en todo caso, el asunto se aborde desde el juzgado de Palma por una eventual vinculación a un delito de cooperación para la tortura en grado de tentativa.

El juez, en el auto que ahora rebate el fiscal, señaló que se debía perseguir "todo acto de cualquier persona que constituya complicidad o participación" en la tortura. Aseveró que era "indiscutible" la aplicación del "principio de justicia internacional" para la persecución en territorio español y fuera de él de este delito. Y dijo que las supuestas escalas de la CIA para capturas representaron una "serie de actos impunes", en conexión con las torturas en el exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de diciembre de 2005