Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada una banda de 'aluniceros' que guardaba varios millones de euros en cajas fuertes bancarias

Una banda de ladrones guardaba en 10 cajas fuertes, alquiladas en entidades bancarias, varios millones de euros obtenidos con la venta de los productos robados en sus golpes (ordenadores, televisores, perfumería, etcétera). La policía estaba ayer por la tarde registrando las cajas y sólo en las primeras inspeccionadas habían descubierto un botín de tres millones de euros (unos 500 millones de pesetas), según fuentes policiales.

La importante operación, realizada por agentes de la sección especializada en la lucha contra los robos y atracos de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, ha permitido desmantelar a un grupo de aluniceros (método de robo consistente en empotrar un coche contra un comercio o una nave industrial). Han sido detenidas 15 personas, entre ellas los cabecillas de la organización, todas ellas de nacionalidad española.

Además de asaltar comercios y naves, los delincuentes también abordaban a repartidores de mercancías para apoderarse de éstas y posteriormente venderlas.

Las investigaciones, que comenzaron hace varios meses, han determinado que la banda trabajaba por encargo. Es decir, hacían los robos y alunizajes en función de lo que le pedían los peristas o las personas que se encargaran de distribuir el material robado.

Las pesquisas han resultado muy dificultosas, ya que la organización adoptaba importantes medidas de seguridad para no ser descubiertos. Además, cuando cobraban la cantidad pactada, ingresaban todo el dinero en cajas de seguridad alquiladas en bancos.

Las detenciones comenzaron sobre las cuatro de la madrugada del martes, en uno de los dispositivos policiales más amplios desarrollados en la región en los últimos años. Los agentes entraron a la vez en los distintos pisos en los que se ocultaban los criminales. Ayer por la tarde, los policías estaban abriendo las cajas de seguridad y ya llevaban recuperados unos tres millones de euros en efectivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2005