Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno cubano protesta por unas declaraciones del ministro

Critica que el titular de Defensa español comparara a Fidel Castro con Pinochet

El Gobierno cubano, a través de su ministro de Asuntos Exteriores, Felipe Pérez Roque, expresó ayer su "profundo malestar" por las declaraciones relativas a Fidel Castro realizadas el pasado lunes por el ministro de Defensa español, José Bono, durante su visita a Venezuela, con motivo del contrato que dos empresas españolas han suscrito con el Gobierno de Hugo Chávez para el suministro de 12 aviones de transporte y ocho embarcaciones patrulleras, por un valor de 1.700 millones de euros.

El ministro español, durante un discurso pronunciado en el palacio presidencial de Miraflores, declaró, en relación con la venta de material militar por parte de España, que no existe ningún embargo de ventas de equipos militares a Venezuela, y se preguntó: "¿Se cumplen las normas de conducta de la Unión Europea? Por supuesto. Acaso el presidente Chávez pueda gustar más o gustar menos en determinados ámbitos. Evidentemente es así porque nadie está obligado ni al aplauso, ni a la adulación, ni a la crítica impuesta". Y continuó: "Pero, sobre cómo gustan o no los gobernantes en los países democráticos, no tenemos fiable más que un procedimiento, el de las elecciones, y yo puedo decir, porque es verdad, que él no llegó al poder del mismo modo que llegaron, por ejemplo, Castro o Pinochet. Llegó por las urnas".

Según fuentes diplomáticas españolas en La Habana,

el embajador español en la capital cubana, Carlos Alonso Zaldívar, fue convocado el lunes por la tarde por el canciller Pérez Roque. Éste le expresó el "profundo malestar" del Gobierno de Cuba por las declaraciones del ministro español de Defensa, que consideró "inaceptables", y pidió al embajador que trasladara sus quejas al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El ministro de Defensa español acudió a Venezuela para respaldar con su presencia la firma del acuerdo de venta de material al Ejecutivo de Chávez, y calificó esta transacción de operación comercial basada en la legalidad internacional, la transparencia y la soberanía nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de noviembre de 2005