Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE cree que el PP "busca" una excusa para salirse de la reforma del Estatuto andaluz

El debate sobre las competencias se aplaza una semana para lograr una propuesta pactada

Los socialistas andaluces están convencidos de que tarde o temprano el Partido Popular se saldrá de los trabajos de la ponencia parlamentaria para la reforma del Estatuto de Autonomía y lo que está buscando "descaradamente" es un argumento que justifique su abandono. Así lo cree el portavoz y secretario de Organización de la comisión ejecutiva regional del PSOE andaluz, Luis Pizarro, a partir de la actitud pasiva que mantiene el PP en dos asuntos claves de la reforma: la financiación y las nuevas competencias de la comunidad.

La ponencia de reforma tiene previsto abordar hoy el capítulo dedicado a Empleo y el título dedicado a las competencias, que de nuevo sufrirá otro retraso de una semana. Según informó Luis Pizarro, es posible que los grupos se intercambien sus propuestas y se den unos días más de plazo para intentar acercar posiciones, fundamentalmente entre PSOE, IU y PA. Esta metodología ya se siguió cuando se acordó la financiación de la comunidad en el nuevo Estatuto.

Los socialistas son muy pesimistas sobre la implicación del PP en los trabajos y se llevarían una sorpresa si hoy los representantes populares presentaran un listado con sus propuestas. "El PP tiene la oportunidad de demostrar mañana [por hoy] si está en el camino de lograr un Estatuto de máximos o si, como creemos nosotros, va a estar instalado en el objetivo de que no haya reforma del Estatuto en esta legislatura", aseguró Pizarro.

La opinión muy mayoritaria en el PSOE es que el PP tiene una posición gregaria de la estrategia de su organización nacional y que en la "cruzada" o "guerra santa" que mantiene contra la proposición de ley del Estatuto catalán piensa que no cabe un acercamiento con los socialistas en Andalucía. "El PP está buscando descaradamente la justificación para salirse del trabajo de la ponencia y está preparando el escenario de ruptura", afirmó Pizarro, quien subrayó que, de lo contrario, no se explica que los populares no hayan participado en el debate sobre financiación.

El papel del Congreso

La teoría del PP, explicada por su portavoz, Antonio Sanz, es que a la vista de que en el mes de enero se empezará a negociar un nuevo sistema de financiación autonómica en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y de la discusión del Estatuto catalán en el Congreso lo mejor es esperar. [Sanz insistió ayer en que no abandonarán los trabajos]. Esta posición implicaría retrasar bastantes meses el debate de la ponencia andaluza por lo que, sostienen los socialistas, la reforma estatutaria no se aprobaría en esta legislatura.

"No vamos a aceptar que el PP bloquee los trabajos" aseguró Pizarro, quien recordó que los populares no tienen peso suficiente en el Parlamento andaluz para parar la discusión. La proposición de reforma debe contar con el apoyo de 3/5 de la Cámara (65 diputados) y ese porcentaje se logra con la suma de los parlamentarios del PSOE (61) con IU (seis) y/o PA (cinco).

Al contrario que en el inicio del proceso, donde los socialistas sí estaban muy pendientes de que el PP se sumara a los trabajos, en este partido cada vez tienen más peso las opiniones de que hay que seguir adelante si el PP se declara "en huelga".

Pizarro confirmó que la propuesta de su partido sobre competencias ha generado una "discusión" con la dirección federal socialista, ya que contempla pedir la gestión de materias estatales mediante el artículo 150.2 de la Constitución. "No encontramos otra", aseguró Pizarro, quien dejó claro que el proceso de negociación sobre este aspecto se dilucidará en el Congreso de los Diputados. De este modo, el secretario de Organización admitía implícitamente que los socialistas andaluces no se prestarán a rebajar previamente, por indicaciones de su dirección federal, el proyecto de reforma, sino que sea el grupo socialista en el Congreso el, llegado el momento, asuma ese papel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de noviembre de 2005