La fiscalía ordena que una niña rescatada de un alféizar vuelva con su madre

La Fiscalía de Menores decidió ayer que una pequeña de tres años que fue rescatada por los bomberos el pasado martes en Santander del alféizar de una ventana de su domicilio, regrese con su madre. La niña, que se encontraba sola en la vivienda, situada en un segundo piso, no podía acceder al interior porque la persiana estaba bajada. Su madre, una ciudadana brasileña de 23 años, declaró a la Policía Local que había dejado durmiendo en su cuna y que no entendía cómo había llegado a la ventana. Pero los bomberos expresaron su sorpresa por el hecho de que la persiana estuviera bajada, ya que consideraron que no era posible que la menor la hubiera podido bajarla desde fuera.

La consejera Servicios Sociales, Charo Quintana, aclaró que cualquier problema "de esta índole" relacionado con un menor es atendido por la Fiscalía de Menores, que realiza la "investigación que cree necesaria" para determinar si los hechos son constitutivos de delito. Tras esa investigación, explicó, la Fiscalía concluye si el menor vuelve con su familia, si se entrega a otro familiar o tutor responsable o si se entrega a los Servicios Sociales. "En este caso y hasta donde sabemos, inicialmente tomó la primera de las decisione", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50