La Cámara pide poner fin a los "procesos "políticos"

EHAK logró ayer el apoyo del tripartito y de Aralar en su reclamación de que se cierren las causas penales contra organizaciones de la izquierda abertzale. La resolución pactada por los cinco grupos, y contra la que votaron el PSE y el PP, califica de "procesos de persecución política y policial" los abiertos contra EHAK, LAB, Egunkaria y el macrosumario 18/98. El portavoz del PNV, Joseba Egibar, afirmó que esas causas se abrieron por impulso político y que por el mismo procedimiento pueden desactivarse. El socialista Emilio Guevara estimó que la propuesta supone pedir a los jueces que "miren a otro lado, pasteleen y prevariquen".

La iniciativa, que también establece la existencia de un conflicto "entre Euskal Herria y el Estado español" que debe ser solucionado negociadamente, será enviada al Gobierno central y al Tribunal Supremo.

La resolución emplaza a actuar "a las instituciones del Estado con responsabilidad y competencia directas en las causas" y al Gobierno le pide que derogue la Ley de Partidos, porque los procesos de ilegalización, afirma, "nos alejan del escenario de normalización política".

Los encausados en el sumario 18/98 han convocado para el sábado concentraciones en las tres capitales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de noviembre de 2005.