Argentina anuncia fuertes multas a las eléctricas por un apagón en Buenos Aires

El Gobierno argentino anunció ayer "fortísimas" multas contra las distribuidoras de electricidad privatizadas a raíz de los grandes apagones registrados, tanto en la capital argentina como en zonas del gran Buenos Aires, tras una fuerte tormenta desatada en la madrugada de ayer.

Nueve barrios de la capital argentina quedaron sumidos en la oscuridad durante horas después de una jornada en la que se había registrado un pico de demanda de energía debido a las altas temperaturas reinantes y el consumo de aparatos de aire acondicionado. Lo que, en principio, era una situación momentánea a la que los vecinos de Buenos Aires ya se han acostumbrado, se prolongó en esta ocasión durante horas.

Por la mañana, y a la vista de que la situación no volvía a la normalidad, el Ministerio de Planificación anunció importantes multas para las compañías que no restablecieran el servicio y, además, recordó que la situación no es nueva. "Aplicaremos fortísimas multas a las distribuidoras por los cortes de energía eléctrica y más aún en los casos reincidentes", destacaron fuentes del ministerio.

Aunque en los contratos de concesión existe un mecanismo que establece sanciones por falta de calidad en el servicio, fuentes de las eléctricas ignoraban ayer si el Gobierno se refería a estas multas, ya previstas, o anunciaba nuevas penalizaciones. La crisis eléctrica de ayer tuvo además una consecuencia trágica con dos personas muertas al resultar electrocutadas.

Desde Edenor, una de las distribuidoras, se adujo que los cortes no eran generalizados y que la explicación a las interrupciones estaba tanto en la fuerte demanda de energía como en la tormenta, unos argumentos que no han satisfecho a la Administración de Néstor Kirchner, quien acusa recurrentemente a las empresas privadas concesionarias de servicios públicos de incumplir sus contratos.

De hecho, el presidente argentino aseguró ayer que "hay que tener cortitos" a las concesionarias de los servicios de ferrocarril, un sector cuyos usuarios se quejan repetidamente de su pésima calidad. Las protestas subieron de tono a principios de este mes con unos violentos disturbios a las afueras de Buenos Aires, donde una estación y varios trenes fueron incendiados por los pasajeros enfurecidos.

Otra de las compañías responsables de la electricidad en la capital argentina es la empresa de capital español Edesur, filial de Endesa, cuyos portavoces confirmaron a este periódico problemas en su área de distribución pero aseguraron que habían sido resueltos en los plazos normales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50