Entrevista:MARY SCHWEITZER | Paleontóloga

"En cuanto vi los huesos del dinosaurio me di cuenta de que eran de una hembra"

En los fósiles de un tiranosaurio rex de hace casi 70 millones de años, se ha encontrado algo imprevisto: una capa característica de los huesos de las aves que ha permitido determinar, por primera vez, el sexo de un dinosaurio. La autora del sensacional hallazgo, que dio a conocer en la revista Science, es Mary Schweitzer, paleontóloga de la Universidad del Estado de Carolina del Norte (EE UU). Todo empezó cuando su colega y maestro, el famoso paleontólogo Jack Horner, tuvo que cortar un bloque de varias toneladas de piedra con fósiles de T. Rex para poder transportarlo, en helicóptero, desde el yacimiento de Hell Creek (Dakota del Sur, EE UU). Unos pequeños fragmentos de fémur y de tibia le fueron entregados a Schweitzer, bióloga y experta en microestructuras de los huesos, para que realizara análisis químicos en ellos. En cuanto Schweitzer los vio, le dijo a su ayudante de laboratorio: "Este dinosaurio es chica". Había identificado en el interior del hueso una característica que le pareció propia de una hembra en período de poner huevos. Schweitzer dio recientemente una conferencia sobre su hallazgo en Madrid, en el Museo de la Ciencia Cosmocaixa.

"Encontramos un tejido en las capas internas del hueso muy parecido al que tienen las aves modernas cuando están poniendo huevos"
"Al extraer los minerales de otros fragmentos de fósiles obtuvimos vasos sanguíneos y algo que pueden ser células, incluso con núcleo"

Más información

Pregunta. ¿Qué vio en esos fragmentos de fósiles de T. Rex?

Respuesta. Un tejido en las capas internas del hueso muy parecido al que se observa en las aves modernas, pero exclusivamente cuando están poniendo huevos.

P. ¿En todos los huesos?

R. No, sobre todo en los de las patas, y su función es reforzar la presencia de calcio. Cuando el animal está generando huevos tiene que invertir calcio en la construcción de la cáscara y esto puede debilitar los huesos haciéndolos más susceptibles de fractura. Por ello, en la evolución, han desarrollado la capacidad de generar ese tejido especial, hueso medular, que es muy específico tanto estructural como químicamente respecto a otros huesos. Por eso, en cuanto vi los huesos del tiranosaurio me di cuenta de que era un dinosaurio hembra.

P. ¿Qué hizo entonces?

R. Había que demostrarlo y en el camino nos encontramos otra sorpresa. Dije a mi ayudante de laboratorio que extrajera los minerales del fósil. Un hueso está hecho de minerales y proteínas y, si en un hueso actual extraigo los minerales, quedan las proteínas. Pero se supone que en un fósil sólo habrá minerales y, si los extraigo, no quedará nada. La sorpresa fue comprobar que en este caso lo que quedaba era un tejido flexible, que se podía doblar, estirar.... que es precisamente lo que sucede con un hueso nuevo cuando lo desmineralizas. Nos sorprendió muchísimo.

P. ¿Quiere decir que se han conservado las proteínas en un fósil de tiranosaurio rex de hace casi 70 millones de años?

R. Sí, eso parece.

P. ¿Y las han analizado?

R. Estamos trabajando en ello ahora, utilizando varios métodos diferentes de análisis para estar seguros. Todavía no hemos acabado.

P. ¿Han descubierto tejidos así en otros fósiles?

R. Sí, al extraer los minerales de otros fragmentos de fósiles obtuvimos vasos sanguíneos y algo que pueden ser células incluso con núcleo.

P. Y volviendo al sexo del dinosaurio, ahora esta segura de que ese tiranosaurio es una hembra.

R. Tan segura como es posible estar en ciencia.

P. ¿Ese tejido reproductivo de las hembras es un rasgo común con las aves actuales?

R. Sí. El grupo de dinosaurios que dio lugar a las aves es el que desarrolló este tejido del hueso medular.

P. ¿Está el enorme tiranosaurio rex emparentado con las aves?

R. Sí, evolutivamente está muy cercano; sobre esto ya había muchas evidencias y la nuestra es una más. Desde luego estos dinosaurios estaban más próximos a las aves que a los reptiles; no hemos encontrado ese tejido específico en los cocodrilos.

P. ¿Hay otras características de dimorfismo sexual entre los tiranosaurios rex, como el tamaño?

R. Hay variaciones de tamaño entre los ejemplares fósiles que conocemos, pero puede ser por la edad, o igual porque unos sean hembras y otros machos, pero no lo sabemos. Ahora tenemos uno de una hembra que estaba reproduciéndose y se pueden buscar otras características en ese ejemplar para intentar luego identificarlas en otros.

P. ¿Cree que encontrar tejidos conservados en fósiles tan viejos es una casualidad extrema o pueden hallarse en otros casos?

R. Debe ser algo mucho más común de lo que se pensaba hasta ahora. Creo que se nos escapa algo al explicar el proceso de fosilización, no me parece imprescindible la sustitución de minerales. La verdad es que no valoramos suficientemente el hueso, que es un material increíble, capaz de proteger y preservar tejidos. El problema es que la ciencia está guiada por nuestras presunciones y si éstas están equivocadas, si no consideras posible que se puedan preservar las células o los vasos sanguíneos en los fósiles, no los buscarás y no los encontrarás nunca. No puedes ser un buen científico si tus expectativas te ciegan. Yo animaría a los científicos que buscasen este tipo de tejidos en otros fósiles, de hecho hemos puesto a disposición de todo el mundo nuestra metodología, porque no favorecería en absoluto a la ciencia que nos la guardáramos en exclusiva para nosotros.

P. ¿Se podrían encontrar tejidos preservados en huesos de homínidos, que son mucho más recientes que los dinosaurios?

R. El hueso del tiranosaurio rex es muy denso, protege bien los tejidos. En cuanto a los homínidos, no estoy segura, no soy una experta en eso, pero los huesos de dinosaurio no son igual a los de los homínidos, éstos se conservan peor, se degradan más.

P. ¿Han buscado ADN en los fósiles de T.Rex?

R. Todavía no. Para trabajar con ADN antiguo necesitas un laboratorio especial que yo no tengo y quiero hacer la investigación de forma muy sistemática. Y las proteínas nos dan prácticamente la misma información que el ADN para hacer, por ejemplo análisis de relaciones evolutivas. El ADN más antiguo que se ha identificado hasta ahora con certeza es de hace 40.000 años, pero creo que no sería muy difícil encontrar ADN de dinosaurio aunque serían fragmentos pequeños.

P. ¿Cómo es el yacimiento de Hell Creek?

R. Es un lugar maravilloso: vacío, solitario, tranquilo, muy seco... es un desierto alto.

P. ¿Sólo hay fósiles de dinosaurio allí?

R. Hay restos de mamíferos pequeños, de cocodrilos, de tortugas.... además de dinosaurios de varias especies. Han aparecido restos de nueve tiranosaurios rex diferentes. El ecosistema aún no se ha estudiado a fondo pero sería una zona costera oceánica, de tierras bajas, un entorno similar al de Luisiana ahora, con grandes meandros de ríos que desembocan en el mar. Norteamérica estaba dividida entonces por un gran océano y los dinosaurios de la zona occidental son muy diferentes de los de la oriental.

P. ¿Por qué se dedica a los dinosaurios?

R. Me fascinan desde pequeña, desde que tenía cuatro años. Pero cuando empecé a trabajar mis tres hijos eran pequeños y no podía dedicarme directamente a la excavación y ausentarme de casa durante meses, así que elegí un proyecto de laboratorio, donde hacemos paleontología de modo diferente. Pero el trabajo de campo me entusiasma y voy al yacimiento siempre que puedo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 22 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50