Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una puerta abierta al futuro digital

La 45ª edición de la Feria Internacional de Informática ofrece en Madrid los últimos avances tecnológicos

Con el móvil, o simplemente con un ordenador, cualquiera puede, desde la oficina o un café, programar el funcionamiento de su casa. La tecnología permite desde indicarle al horno a qué hora ha de ponerse en marcha para cocinar la cena, hasta bajar las persianas, desconectar la alarma de seguridad, poner un canal de televisión que comience a funcionar cuando se llega a casa, encender la calefacción o regular la intensidad de la luz.

Éste es uno de los servicios que se exhiben en la 45ª edición de la Feria Internacional de Informática Multimedia y Comunicaciones (conocida como SIMO, porque nació bajo las siglas de Salón Internacional de Mobiliario de Oficina), que abrió ayer sus puertas en el recinto ferial Juan Carlos I.

Para llevarlo a casa sólo hace falta estar conectado a una red de banda ancha de Internet y tener el servicio contratado. El resto ya ha dejado de ser ciencia-ficción.

En 51.482 metros cuadrados y 750 expositores, se puede encontrar prácticamente todo lo que existe en informática. A un usuario medio la oferta puede sobrepasarle, aunque se echa en falta una presencia más amplia de artilugios, tan de moda últimamente, como las cámaras digitales. Pero si hay dos estrellas en esta edición del SIMO, ésas son la domótica (programar la casa) y la Televisión Digital Terrestre (TDT). En el último caso se trata de prepararse ante el llamado apagón analógico (desaparición de las televisiones tradicionales, que transmiten por este sistema), cosa que ocurrirá, con probabilidad, el 3 de abril de 2010.

La inauguración de ayer, a la que asistieron el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, estaba reservada para profesionales del sector. La feria estará abierta al resto del público los días 19 y 20, pero, aun así, siempre hay espabilados que consiguen entradas para los días en los que hay menos aglomeraciones.

Ayer, lo que más abundaba eran los hombres (mujeres, pocas) con aspecto de ejecutivos y los jóvenes con aspecto de universitarios haciendo novillos para ser los primeros en ver lo más interesante de la muestra.

Era el caso de Fernando, un estudiante de tercero de ingeniería de Telecomunicaciones. Sabía muy bien lo que buscaba. Nada que ver con protección de ordenadores y redes de datos, sino con los accesorios para cambiar el aspecto externo de su ordenador. Dice que lo tiene lleno de lucecitas, con una carcasa transparente que permite ver las tripas de la torre de su computadora y "con un diseño plateado y rojo que parece un Ferrari". Fernando asegura que su PC es un elemento utilísimo para su carrera, pero que también le gustan mucho los juegos tipo Quake (de aventuras bélicas) y echar partidas con los colegas por Internet.

Otro de los lugares más visitados de la muestra era la zona dedicada al iPod, ese artilugio inventado por Apple en el que se pueden guardar un número descomunal de canciones en formato MP3.

Más allá, unos cojines en el suelo y una ristra de aparatos con cerca de 15.000 canciones se convirtieron en un área de descanso improvisado en el pabellón número 3 de la feria.

Según Jaime, otro estudiante, pero de informática, sólo existía un expositor interesante. Lo suyo es fabricar música en casa como si tuviera un estudio profesional. Es amante de un programa llamado ProTools, con el que se pueden producir discos con gran calidad. "Yo tengo una versión pirateada", confiesa. "Pero necesito programas nuevos. Es cierto que en Internet uno se puede bajar todo tipo de sonidos y sintetizadores virtuales casi gratis. Aquí vengo a ver las novedades, a estar al día".

De impresionante se pueden calificar las herramientas expuestas en el SIMO para los amantes de la creación musical: existen programas de una sofisticación tal que son dignos de ingenieros de sonido, y sonidos pregrabados con los que componer una canción es un juego de niños.

Los fabricantes de ordenadores y de programas para móviles saben que los jóvenes son uno de sus públicos más fieles. Por eso en el SIMO se pueden probar las últimas videoconsolas. Las marcas más conocidas se rifan los juegos más impresionantes para atraer a los chicos a sus puestos. Y la estrella de esta feria son dos motos acuáticas en las que los jugadores se suben con unas gafas de realidad virtual.

Aunque también hay, situado entre los pabellones, un puesto que simula una competición de fórmula 1. Bajo la lluvia, cerca de 25 jóvenes hacían ayer cola para montarse en un Ferrari de tamaño natural con el que emular a Fernando Alonso o a Michael Schumacher.

En informática es sabido que el tamaño importa. Cuanto menor, mejor. En esta edición de la muestra, los pequeños terminales, ordenadores y teléfonos eran los más buscados. Las compañías de telefonía móvil han apostado por otros servicios alternativos en ese pequeño aparato que acompaña casi 24 horas a casi todos los ciudadanos. La última novedad es la tecnología que permite bajar al móvil hasta un millón de canciones, como un aparato de MP3.

Para los amantes del golf, una de las propuestas más arriesgadas de esta feria: el primer torneo de golf virtual de la Comunidad de Madrid. Y en cualquier caso, a casi un mes de las fiestas de Navidad, con sus inevitables regalos, la mejor oportunidad para investigar esa carísima máquina de última generación que pedirle, por la cara, al Rey Gaspar.

Sobrevolar Madrid

La Comunidad de Madrid pone en marcha desde hoy una página web con la que se puede tener de la manera más gráfica posible toda la información de la región en el ordenador.

La empresa Tres Cantos, SA y el Gobierno regional han diseñado un sitio en Internet llamado Geomadrid que servirá de herramienta a los técnicos de la administración y a los ciudadanos.

En esta página se puede acceder a una foto, mapa topográfico urbano o callejero de cualquier punto de la región. La página tiene una herramienta con la que se puede saber los metros cuadrados que tiene una parcela e, incluso, programar un aparato de GPS para fijar una ruta determinada en el coche.

Es como sobrevolar Madrid y verlo todo a una escala de hasta 1:5.000. Según Enrique Lería García, jefe de proyecto de Geomadrid, "se dará al usuario toda la información sobre el territorio que sea de información pública".

De este modo, estarán en la Red los planeamientos urbanísticos de todos los municipios de la Comunidad de Madrid, incluyendo la información de zonificación de valores de suelo, así como la edificación de cada parcela. Dirección: www.trescantossa.geomadrid.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de noviembre de 2005

Más información