Jorge Herralde y Jaume Vallcorba abogan por una red de libreros "independientes"

El nuevo Salón del Libro de Barcelona disfrutó ayer de su jornada más multitudinaria

El Salón del Libro de Barcelona, que hoy cierra sus puertas en el recinto ferial de Montjuïc, reunió ayer a dos editores de referencia: Jorge Herralde, fundador de Anagrama, y Jaume Vallcorba, artífice de Quaderns Crema y Acantilado. Ambos coincidieron en destacar la importancia de una red de libreros "independientes" para la promoción de títulos de calidad. La nueva cita literaria, que también contó con la participación del actor Federico Luppi, tuvo ayer su jornada más multitudinaria, tras varios días de un seguimiento escaso por parte del público adulto.

Los editores Jorge Herralde y Jaume Vallcorba se dedicaron a desvelar los entresijos de su oficio en un coloquio moderado por David Castillo. Sin caer en el catastrofismo, el fundador del sello Acantilado alertó de las amenazas que supone para la literatura de calidad el predominio de las grandes superficies comerciales. Los dos coincidieron en elogiar la labor de libreros independientes que aconsejan a su clientela obras alejadas de toda banalidad literaria. Herralde aseguró que las librerías comprometidas con la excelencia son el punto débil del sector y recordó la lucha que unió a libreros, editores y escritores contra la pretensión del Gobierno de Aznar de acabar con el precio fijo del libro.

Vallcorba se refirió también a otra polémica que afecta a las librerías pequeñas y medianas: el debate sobre la gratuidad de los manuales escolares. "Muchas librerías sobreviven gracias a las campañas de venta de los libros de texto". Además consideró que las subvenciones de la Administración al sector editorial suponen un "elemento de distorsión".

Entre las bondades de las editoriales de autor, aquellas que tienen un empeño cultural y no sólo económico, ambos citaron el afán de sus responsables por crear un catálogo coherente. "Los grandes grupos editoriales, a los que sólo interesan las listas de éxitos, descatalogan títulos con mucha frecuencia. Eso es una tragedia para los escritores", apuntó Herralde. "Acompañar a un autor durante toda su obra ha sido uno de los rasgos distintivos de las mejores editoriales europeas", afirmó Vallcorba. A la charla se unió la escritora Empar Moliner, quien por experiencia propia confirmó en tono de chanza la existencia de premios literarios pactados: "Existen, porque me los han ofrecido".

El cine fue otro de los protagonistas del día, gracias a la visita al salón barcelonés del actor argentino Federico Luppi, quien participó en concurrido debate centrado en la interpretación. No tuvo la misma suerte Fernando León de Aranoa, que acudió al salón un día laborable, cuando sólo había allí niños. El cineasta se marchó del lugar sin firmar ningún ejemplar del guión de Princesas, su última película. Otros actos destacados de ayer fueron un recital poético y un homenaje a la filósofa Hannah Arendt.

La programación de actividades prevista para hoy, día en el que concluye la cita literaria, incluye un sinfín de talleres infantiles, que van desde la posibilidad de fabricar papel a numerosas actuaciones musicales. Las presentaciones de libros diversos y un maratón de poesía en el que intervendrá el cantautor Luis Eduardo Aute, acto que supondrá la clausura oficial del salón, son dos de las propuestas más atractivas orientadas al público adulto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 12 de noviembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50