Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vargas Llosa recibe la Medalla de las Artes

Esperanza Aguirre entrega los Premios de Cultura 2004 en la Real Casa de Correos

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, entregó ayer la Medalla Internacional de las Artes al escritor peruano Mario Vargas Llosa, y los Premios de Cultura 2004, que han recaído en el actor Carlos Hipólito (Teatro), el bailarín Ángel Corella (Danza), la Fundación Isaac Albéniz (Música), el poeta Antonio Gamoneda (Literatura), el pintor Bonifacio Alfonso (Artes Plásticas), el fotógrafo Alberto García-Alix (Fotografía) y el director Jaime Chávarri (Cine).

En un acto celebrado en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, Aguirre destacó en su discurso la "trayectoria ejemplar" de los ocho galardonados "en el nada fácil oficio de la creación artística, que es la manifestación más fructífera de la libertad", dijo. "Madrid es una sociedad abierta a todos los que la eligen y reconoce como propia una cultura que también es abierta y diversa", afirmó la presidenta regional, al tiempo que agradeció a los premiados su contribución "al desarrollo cultural de la Comunidad de Madrid" en las distintas disciplinas.

El consejero de Cultura y Deportes, Santiago Fisas, declaró que los Premios de Cultura son el galardón cultural "de mayor importancia" que otorga el Gobierno autonómico y pretenden reconocer a personas que "han destacado en el mundo de las artes y han impulsado la Comunidad de Madrid dentro y fuera de nuestras fronteras como espacio de integración, solidaridad, dinamismo y vanguardia".

De Mario Vargas Llosa, la presidenta resaltó su compromiso personal con la libertad, que le ha llevado a participar activamente en proyectos que buscan siempre un mejor futuro para todos. El autor peruano, por su parte, se mostró "conmovido y agradecido" por recibir este premio, un gesto de especial significado para él porque fue en Madrid donde "cambió el curso" de su vida, decidió organizarla "en torno a la literatura" y empezó a ser escritor, en un momento en el que la capital "era todavía una ciudad provinciana y cerrada", relató. Se mostró satisfecho de que Madrid haya pasado de ser "una ciudad aislada" a otra "tan europea, cosmopolita y abierta".

El bailarín Ángel Corella, que nació en Colmenar Viejo y se inició en la escuela de Víctor Ullate, se lamentó de que está desarrollando su carrera "en todas las partes del mundo menos en España". La pianista Paloma O'Shea recogió el galardón en nombre de la Fundación Isaac Albéniz y resaltó "la fantástica vitalidad social y cultural de Madrid".

Antonio Gamoneda, que se autodefinió como "un poeta provinciano", se mostró orgulloso de dedicarse a la poesía por ser "un producto que está fuera del mercado pero que comporta también un espacio de libertad". El fotógrafo Alberto García-Alix hizo merecedores del galardón a todos los que han pasado por su cámara y el director de cine Jaime Chávarri subrayó el "gran significado" que tiene para él recibir este premio "como madrileño e hijo y nieto de madrileños" que es.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 2005