Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad se opone al traslado de un instituto previsto en el proyecto del eje Prado-Recoletos

El IES Isabel la Católica fue construido por la Institución Libre de Enseñanza en 1929

La renovación del eje Prado-Recoletos, prevista por el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón para la próxima legislatura, contempla el traslado del instituto Isabel la Católica, ubicado en el cerrillo de San Blas, junto al parque del Retiro. El 30 de noviembre acaba el plazo para presentar alegaciones a esta obra y, entre otras, el Consistorio ha recibido quejas contra el traslado de los partidos de la oposición, de la asociación de padres, los alumnos y el consejo escolar del centro. Además, la Consejería de Educación se niega al traslado. "No vamos a abandonar este instituto", aseguran fuentes de Educación. Más de 1.700 alumnos, el 40% de ellos inmigrantes, estudian en este centro fundado en 1929 por la Institución Libre de Enseñanza.

"¿Derribar lo que hemos construido entre todos en casi cien años para ampliar un trocito del Retiro? Al final sólo iba a servir para que los vecinos sacaran a sus perros a hacer caca. Aquí se educan ciudadanos, y eso debería ser prioritario", se queja Esmeralda Díaz, portavoz de la asociación de padres del instituto Isabel la Católica.

El pasado julio, el arquitecto les convocó a una reunión en la Junta Municipal para presentarles el plan de renovación del eje Prado-Recoletos. Entonces les explicaron que las viviendas que estaba previsto derribar no se tirarían. Al llegar al cerrillo de San Blas, donde se ubica el instituto, les pusieron unas imágenes con paseantes del siglo XVIII: "Para este espacio vuestro habría que buscar un fin más adecuado". El comentario a Esmeralda le llegó al alma. "Me dolió que considerara la educación como 'poco adecuado'. ¿Acaso no es la educación más importante que pasear? ¿No es la base para tener personas?", se pregunta esta madre.

El instituto Isabel la Católica, donde estudian más de 1.700 alumnos, tiene cinco pabellones. Con el plan de remodelación del eje Prado-Recoletos sólo quedaría en pie uno de ellos, un edificio que goza de protección urbanística, donde estudian los alumnos de bachillerato, cuyo uso en el nuevo plan estaría aún por decidir. A los 1.700 alumnos, según les explicaron en la reunión, los trasladarían a unas parcelas de Renfe, entre la avenida de la Ciudad de Barcelona y la futura avenida de Atocha, que en el nuevo plan figura como una vía de tres carriles.

Para oponerse al traslado, tanto profesores como padres, alumnos y políticos argumentan que sería renunciar al ideario con el que se creó el centro. El lugar propuesto está junto a las vías del tren, lo que lo hace "muy ruidoso" y "ausente de vegetación y arbolado".

Además, cuando la Institución Libre de Enseñanza fundó el Isabel la Católica, junto con su instituto hermano el Ramiro de Maeztu y la Residencia de Estudiantes, lo ubicó en el cerrillo de San Blas para facilitar el contacto de los estudiantes con la naturaleza. De hecho, aún hoy, los estudiantes de este instituto reciben clases de biología en los jardines y algunos de los árboles que hoy les dan sombra han sido plantados por los propios estudiantes. Las clases de educación física y dibujo las reciben en el parque del Retiro, que está junto a la tapia del colegio. Al abrir las ventanas, de las clases sólo se escuchan los cantos de los pájaros.

Fuentes del Ayuntamiento explicaron que aún no tienen decidido dónde ubicarán a los alumnos del centro, ya que el plan está previsto para la próxima legislatura. Sin embargo, fue a través de la Junta Municipal, dependiente del Consistorio, donde les informaron del traslado.

La Consejería de Educación, por su parte, explicó que no tienen ninguna intención de que el centro sea trasladado. "No vamos a abandonar el instituto, que es una institución histórica", aseguró un portavoz de Educación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de noviembre de 2005