El Consell destina ocho millones a subvencionar actuaciones con inmigrantes

El Consell aprobó en su reunión de ayer subvenciones por un importe total de ocho millones de euros a distintas entidades que trabajan en actuaciones de acogida e integración de inmigrantes. La Generalitat, a través de la Consejería de Bienestar Social, subvencionará a la Fundación Eifor, Cruz Roja Española, la asociación Hosoju, la Fundación Proyecto Vivir y la Asociación Valenciana de la Caridad. Entre las entidades beneficiadas por estas subvenciones destinadas a facilitar la incorporación de los inmigrantes también figuran la Unió de Llauradors, AVA, la asociación Acción contra el Paro y la Federación Valenciana de Municipios y Provincias. Las subvenciones a la patronal autonómica Cierval y el Consejo de Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana para la realización de distintos programas también computan en el total de las ayudas destinadas a la inmigración.

En su reunión de ayer, el Ejecutivo valenciano también aprobó el proyecto de ley para la creación de una Agencia Valenciana de Evaluación y Prospectiva, que tendrá como objetivo mejorar la eficiencia de los recursos dedicados a las universidades, la ciencia y la tecnología. Esta agencia podrá constituir y participar en sociedades mercantiles y entidades sin ánimo de lucro.

Por otra parte, tras el pleno del Consell, el consejero de Agricultura, Juan Cotino explicó que había informado al resto del gabinete del Plan Estratégico Citrícola Valenciano, incluido dentro del Plan Millorar para que "el sector salta de la crisis de los últimos años". Este plan, según argumentó el consejero, se establece para el periodo 2006-2013 con un presupuesto global de 1.700 millones de euros, de los cuales 284 ya están en las cuentas de la Generalitat para 2006. En estas partidas se incluye la ampliación del riego por goteo en la cuenca del Júcar, el presupuesto contra plagas y otras actuaciones ordinarias.

La Unió de Llauradors-COAG afirmó que lo expuesto por Cotino supone un retroceso respecto a lo anunciado, ya que el plan presentado para el sector citrícola se refiere a ocho años y no a cinco como había dicho. Esta organización agraria recordó que la participación de la Consejería de Agricultura en los presupuestos de la Generalitat ha ido disminuyendo paulatinamente desde el año 2001.

Junto con estas cuestiones, el pleno del Consell también aprobó la modificación del Consell Jurídic Consultiu, tras la reforma de la ley. El nuevo reglamento se adapta ya a lo dispuesto en la reforma del Estatut que se tramita en el Congreso de los Diputados y fija toda la nomenclatura de las instituciones en valenciano, también en el texto en castellano.

El Ejecutivo popular también aprobó el decreto por el que se establece la creación de deuda pública de la Generalitat para el año 2005, tal y como se fija en el plan de estabilidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50