La policía localiza a 19 niños sin escolarizar en un asentamiento sevillano de chabolas

Más de 80 agentes de tres cuerpos participan en una operación de 24 horas en El Vacie

Más de ochenta policías cercaron ayer el asentamiento chabolista del Vacie, el más antiguo de Sevilla, en una operación conjunta del Cuerpo Nacional de Policía, la Policía Local y la unidad adscrita a la Junta de Andalucía. Uno de los principales objetivos del dispositivo, que comenzó a las 9.00 y estaba previsto que se prolongara hasta las 9.00 de hoy, era localizar a niños sin escolarizar o con síntomas de abandono. Al cierre de esta edición, se habían levantado 19 actas por menores que estaban sin escolarizar, según el edil de Gobernación de Sevilla, Francisco Fernández.

El despliegue conjunto de los tres cuerpos policiales en los barrios más desfavorecidos es una práctica habitual desde hace dos años. El de ayer es el cuarto que se desarrolla en el asentamiento chabolista del Vacie. La Policía Local se encarga de inspeccionar uno por uno los vehículos y controlar que se cumplen las ordenanzas municipales. El Cuerpo Nacional participó con unidades de motoristas, caballería, antidisturbios y agentes del servicio de información, que se encargan de obtener datos para próximas actuaciones.

Por su parte, los agentes adscritos a la Junta de Andalucía llegaron al Vacie con el objetivo principal de detectar niños sin escolarizar o en situación de abandono cuyos casos, según señaló el delegado municipal de Gobernación, Francisco Fernández, se llevarán a la Fiscalía de Sevilla.

La operación se había saldado, al cierre de esta edición, con 19 actas de menores levantadas por parte de la policía autonómica, así como 221 vehículos identificados y seis retirados por la grúa. Una de las funciones de la policía nacional, según explicó Fernández, es identificar a todas las personas que entran y salen del asentamiento con el objetivo de localizar a personas que estén en busca y captura. En el dispositivo de ayer, según el balance avanzado por el Ayuntamiento, se había localizado a una persona requerida por la justicia entre las 195 que identificó la policía en el asentamiento.Además, los agentes se incautaron de cuatro armas.

Limpieza

En estas operaciones, aprovechando la presencia policial, participan también los servicios municipales, que habitualmente no cubren el asentamiento chabolista. En el dispositivo de ayer participó la empresa de limpieza; la Delegación de Vía Pública, que llevó a cabo actuaciones de emergencia para evitar inundaciones durante el invierno; la grúa municipal; y el servicio zoosanitario, que retiró cinco perros abandonados.

Por otra parte, el sindicato profesional de bomberos de Sevilla (SPB) denunció ayer una nueva agresión ocurrida tras acudir al barrio de las Tres Mil Viviendas a apagar un fuego en cuatro contenedores. Los bomberos recibieron una llamada a las 12.30 y desplazaron a la zona a seis agentes. Cuando bajaron del camión, según la versión hecha pública por el sindicato en una nota de prensa, los efectivos fueron apedreados por una decena de niños de entre 10 y 16 años. Una de las piedras impactó en el hombro de un bombero y otra en el cristal trasero del coche. El sindicato advirtió de que los bomberos no atenderán las llamadas no urgentes si no hay más protección policial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de noviembre de 2005.