Andalucía pide al Gobierno que agilice la repatriación de 268 menores inmigrantes

Un millar de niños y jóvenes marroquíes llegados desde mayo proceden sólo de dos localidades

La Junta de Andalucía pidió ayer al Gobierno que agilice las repatriaciones a Marruecos de 268 menores internados en centros de protección que pueden ser reagrupados con sus familias. Con esta medida, la Administración andaluza aliviaría la sobrecarga de su red de protección, que atiende a 2.036 menores extranjeros en la actualidad, lo que les ha obligado a habilitar un local portuario para alojar a los últimos jóvenes llegados en patera a Almería. Casi un millar de los menores magrebíes llegados desde mayo proceden sólo de dos localidades: Khouribga y Ouarzzazat.

Andalucía cuenta con 30 centros específicos para menores extranjeros, que se han desbordado este año, lo que ha obligado a la Administración a recurrir a los 228 centros de protección restantes. Desde el martes, además, ha recurrido a locales alternativos en el puerto de Almería para alojar a otros nueve menores, llegados este fin de semana, y estudia la instalación de carpas si sigue el actual flujo. "Al límite llegamos hace ya meses", dijo ayer la consejera andaluza de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro. Entre enero y octubre han entrado 1.550 menores inmigrantes que, sumados a los acogidos en 2004, elevan la cifra a 2.036.

"No podemos seguir ampliando centros y presupuesto para estos menores cuando tenemos un montón de niños en Andalucía que necesitan nuestra ayuda", dijo Navarro, que dejó claro que los extranjeros reciben "igual" atención que los españoles.

La consejera se quejó de que desde 2003 no se ha tramitado ninguna devolución planteada por Andalucía. "Tengo constancia de que Cataluña y Valencia han hecho reagrupaciones", aseguró. Por ello, la Junta ha reclamado al Gobierno que agilice la repatriación de los 268 menores inmigrantes con familias "comprobadas", que aliviaría el actual colapso de los centros. "Jamás vamos a proponer la devolución de un menor si no se cumplen todos los requisitos", observó Navarro.

La legislación establece que los menores extranjeros sólo pueden retornar a su país si se reintegran a su familia o a un centro de protección estatal. "Los 268 expedientes son de reagrupación familiar; el perfil del menor que nos llega no tiene nada que ver con el del menor en desamparo", aclaró la consejera. La secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, destacó ayer la complejidad de la repatriación asistida de menores a Marruecos ya que, aunque se localice a su familia, si ésta rechaza acogerlo, el fiscal tiene que denegar la devolución. Pero el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, afirmó en el Senado que Rabat aceptará la devolución de los menores no acompañados y que está prevista la construcción de dos centros cofinanciados en el país magrebí para acogerlos.

La Junta confía en que las devoluciones tengan un efecto "disuasorio" en las localidades de procedencia de los menores, ya que casi un millar de los que han recalado en Andalucía desde mayo proceden de sólo dos: Khourigba, a 105 kilómetros de Casablanca, y Ouarzzazat, a 200 de Marraquech. Los nueve menores alojados en el puerto de Almería son de Khourigba y tienen familia en España, que ya se ha interesado por ellos. La Junta no permitirá la reagrupación hasta que no se verifique el parentesco.

Edificio del puerto de Almería donde se han habilitado habitaciones para acoger a menores inmigrantes.
Edificio del puerto de Almería donde se han habilitado habitaciones para acoger a menores inmigrantes.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 02 de noviembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50