Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un simulacro en el Pacífico

Los países de la zona de Asia-Pacífico realizarán el próximo año un simulacro de brote pandémico para medir su capacidad de reacción ante la gripe aviar y otras enfermedades contagiosas, según anunció el embajador australiano en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), Doug Chester.

Chester, que ha presidido una reunión de expertos en agricultura, salud pública y protección civil de los 21 países de la APEC, celebrada ayer y anteayer en Brisbane (Australia), previno contra las alarmas injustificadas. "Sembrar el pánico mina la efectividad planificadora en algunos países y causa daños innecesarios a ciertas economías", dijo, y agregó que las industrias avícola y turística se han visto perjudicadas ya en algunos países del Foro. La reunión terminó sin decisiones concretas.

Japón informó ayer de que las muestras analizadas de un grupo de patos con indicios de gripe aviar no revelaron indicios de H5N1, pero sí de otro virus de la gripe aviar (H4), considerado menos peligroso, e incapaz de transmitirse al ser humano. Las autoridades japonesas, sin embargo, añadieron que están haciendo pruebas a otras 47 aves que también presentaban signos de infección.

Bernardus Ganter, de la OMS, predijo ayer en Copenhague que los próximos casos de aves infectadas en Europa aparecerán en Ucrania y Grecia, dos países que están en plena ruta de las aves migratorias que viajan desde zonas afectadas del norte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de noviembre de 2005