ESADE levanta un nuevo campus en Sant Cugat

La escuela de negocios ESADE se expande. A partir del curso 2007-2008, empezará a funcionar un nuevo campus académico y empresarial en Sant Cugat del Vallès (Vallès Occidental), que costará 70 millones de euros y supondrá la construcción de 46.600 metros cuadrados de nuevas instalaciones. Las obras arrancarán a principios del año que viene. El campus se ubicará en los terrenos del actual Centro Borja, que pertenece a la Compañía de Jesús y que los cederá a la escuela de negocios por 50 años.

La previsión de ESADE es que, en una primera fase, 1.200 alumnos estudien en las nuevas instalaciones, que para el ámbito universitario contarán con una superficie de 19.800 metros cuadrados. La cifra aumentará a 1.600 personas. Pero el proyecto estrella es la creación de un parque de la creatividad, bautizado con el nombre de Creapolis.La nueva Creapolis hará las veces de un vivero de empresas. En este espacio, de 26.800 metros cuadrados, coexistirán pequeñas empresas en sus primeras etapas de desarrollo con compañías más grandes que deseen trasladar a la zona parte de su negocio para aprovechar las sinergias del entorno de creatividad y conocimiento que propicia la mezcla del mundo académico y el universitario. El proyecto, al que ya ha dado luz verde el pleno del Ayuntamiento de Sant Cugat, incluye la construcción de una residencia universitaria y de servicios de restauración.

La apuesta por el campus de Sant Cugat -al que se trasladarán en un principio los estudiantes de la actual licenciatura en Administración y Dirección de Empresas, y, más adelante, otros programas de estudios como el doctorado en Ciencias de la Gestión- no es la única novedad de la escuela que dirige Carlos Losada.

ESADE, que está reforzando su vocación internacional y tiene acuerdos de colaboración con más de un centenar de universidades de todo el mundo, ha iniciado las obras para mejorar y ampliar las actuales instalaciones de que dispone en la zona de Pedralbes de Barcelona, con una inversión de otros 12 millones de euros. El uso de éstas será esencialmente académico.

En la presentación del proyecto, Losada pidió a la Administración que se "conciencie" sobre la importancia de reforzar la oferta de formación debido a la mayor competencia entre centros que implicará la aplicación de la Declaración de Bolonia, que pretende acercar los sistemas de educación superior de 40 países, entre los caules España. Losada sugirió que, en línea con el mundo anglosajón, el Gobierno debería dar incentivos fiscales a las empresas que donen fondos a los centros privados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS