Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos piden que se limite más la rebaja del impuesto de donaciones

El anteproyecto de la ley de acompañamiento de los presupuestos de la Generalitat Valenciana incluye la rebaja del impuesto de sucesiones y donaciones anunciada por el presidente del Consell, Francisco Camps, durante el debate de política general. Los sindicatos han presentado un voto particular en contra del dictamen sobre el texto emitido ayer por el Comité Económico y Social (CES) que, en cualquier caso, aprobó por unanimidad su informe. El argumento de los sindicatos se centró en las condiciones que la norma fija para la aplicación de esta rebaja fiscal ya que, según el texto remitido por el consejero de Economía, Gerardo Camps, la reducción se aplicará en el caso de que el receptor tenga un patrimonio igual o menor a dos millones de euros. Según lo reflejado en el voto particular, los sindicatos consideran que este umbral es "excesivo" y que la cifra de dos millones "debería rebajarse de forma importante".

La posición expresada tanto por CC OO como por UGT se basa en que la posesión de un patrimonio de dos millones de euros, o cercano a esta cantidad, "no puede considerarse una circunstancia socialmente tan extendida" sino que, "al contrario, implica una riqueza, y con toda probabilidad una capacidad adquisitiva, muy por encima de la gran mayoría de los ciudadanos de nuestra Comunidad, por lo que la posibilidad de acceder a tales beneficios fiscales debería limitarse, reduciendo la cantidad estipulada".

El anteproyecto dictaminado ayer por el CES modifica hasta 25 leyes y, respecto al tramo autonómico del IRPF, indica también que tanto las sucesiones como las donaciones mortis causa estarán exentas del correspondiente impuesto cuando sean de hasta 40.000 euros, cuando hasta ahora estaba fijado en 24.000.

"Extraordinaria repercusión"

Pese a la reiterada queja del pleno del CES por la costumbre de la Generalitat de utilizar el trámite de urgencia, lo que dificulta su estudio, el presidente del Comité, Rafael Cerdá, quiso destacar la "extraordinaria repercusión" de la ley al tratar "temas que nos afectan a todos los valencianos de forma notoria".

Por su parte, el vicepresidente del CES y representante del grupo de los empresarios, Rafael Montero, señaló que esta ley incrementa las tasas en algunos casos y las reduce en otros y destacó que la modificación sobre el impuesto de sucesiones y donaciones "evitará que muchas empresas familiares pasen dificultades por falta de liquidez al tener que pagar estos impuestos y así se asegure su pervivencia".

Además, los otros dos votos particulares presentados por los sindicatos se refieren a las modificaciones en la Ley de Función Pública, que "deberían de haberse negociado con los representantes de los trabajadores", y a la creación de la Agencia Valenciana de Fomento y Garantía Agraria que consideran "innecesaria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de octubre de 2005