La reforma del IRPF recuperará las deducciones por alquiler

La secretaria de Economía y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, confirmó que la reforma del nuevo impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) recuperará la deducción por alquiler con el objetivo de que tanto la compra como el arrendamiento sean "neutrales" fiscalmente.

Con esta medida, apuntada en varias ocasiones por distintos responsables del Ministerio de Economía (ver EL PAÍS de 12 de julio), se pretende fomentar el acceso a la vivienda.

Las deducciones por alquiler de vivienda se suprimieron en la reforma fiscal que realizó el Gobierno del PP en 1998. Hasta entonces, esta deducción era de un 10% de las cantidades satisfechas en cada ejercicio, con un límite de 600 euros anuales.

No obstante, había algunas condiciones para aplicar esta ventaja fiscal: la base imponible no podía exceder de 3,5 millones de pesetas en tributación individual, o de 5 millones (entre 21.003 y 30.050 euros), en tributación conjunta. Las deducciones por adquisición de vivienda, sin embargo, no se tocarán. "Las que hay en compra siguen igual", afirmó la dirigente socialista en una entrevista a Europa Press.

Planes de pensiones

Rodríguez-Piñero confirmó también que se modificarán a la baja las deducciones por aportaciones a los planes de pensiones. "Las deducciones de los planes de pensiones son todo menos progresistas", porque quienes más se benefician de ellas son las rentas más altas, que son las que menos necesidad tienen de estimular para completar sus planes de pensiones. Y eso, lógicamente, va a ser corregido.

En cuanto a la rebaja del tipo máximo, indicó que podría rebajarse del actual 45% hasta el 40%. Sobre la reducción del número de tramos, que actualmente se sitúa en cinco, explicó que serán "más cuatro que tres", considerando "inabordable" actualmente aplicar un tipo único en España.

Rodríguez-Piñero explicó que la reforma fiscal no sólo se circunscribirá al IRPF, sino que también afectará al impuesto de sociedades, con el objetivo de rebajar los tipos máximos porque, dijo, "están muy altos respecto a la media comunitaria", que se sitúa en el 30%.

Rodríguez-Piñero precisó también que se han creado unos grupos de trabajo en el Ministerio de Hacienda para crear los llamados impuestos verdes, que se centrarán en las grandes áreas de tratamiento de residuos, aguas y vertidos contaminantes.

La responsable del área económica del PSOE considera "razonable" la propuesta que ha realizado el Gobierno de que los nuevos contratos tengan 33 días por año trabajado en caso de despido y que se extienda a otros colectivos. "Lo importante es que realmente se transformen los contratos temporales en indefinidos y que realmente se utilicen eficientemente las medidas", enfatizó Rodríguez-Piñero.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS