El 45% de las mujeres con osteoporosis carecen de tratamiento, según un estudio

Un 45% de las mujeres que sufren de osteoporosis no sigue un tratamiento para combatir esta patología, la cual se diagnostica "tardíamente al ser un proceso asintomático y que no se manifiesta hasta que no se produce la fractura", según puso de manifiesto ayer el jefe del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, Antonio Herrera, quien dio a conocer los resultados del primer estudio elaborado en España sobre fracturas osteoporóticas en mujeres en proceso menopáusico. Herrera agregó que en dicho estudio se constató que "sólo un tercio" de las fracturas debidas a la osteoporosis se diagnosticaron así.

El estudio se elaboró mediante un cuestionario realizado a 4.872 mujeres que fueron a la consulta del traumatólogo -en hospital o ambulatorio- por motivos que "nada tenía que ver con un dolor derivado de un problema de osteoporosis" y también incluye un análisis de 12.973 fracturas originadas por este mal. La osteoporosis consiste en una disminución de la masa ósea y de su resistencia mecánica, que se convierte en la principal causa de fracturas óseas en mujeres después de la menopausia y en ancianos.

Herrera alertó de que la osteoporosis "suele ser una patología que se asocia con otros procesos de tipo cardíaco, respiratorio o digestivo", así como "altamente incapacitante". Por ello, abogó por inculcar una cultura de educación sanitaria en osteoporosis, "al igual que ya existe para la obesidad o las cardiopatías", e incentivar los hábitos saludables. Al hilo de ello, el especialista José Ramón Caeiro, del Servicio de Cirugía Ortopédica del Hospital Clínico de Santiago de Compostela, se refirió a los factores de riesgo que inciden en el desarrollo de esta enfermedad, "que genera cientos de millones de euros en costes directos para tratamiento de las fracturas".

Según aclaró, la ingesta desmesurada de café, el consumo de cigarrillos, el sedentarismo o la mala alimentación "son factores que predisponen a padecer una o más fracturas de hueso", a los que añadió "el padecer una menopausia precoz". El estudio revela que este tipo de dolencia se acentúa especialmente en la franja de edad que va de 70 a 74 años y que en la mayoría de casos (67%) no existen antecedentes maternos de fractura osteoporó-tica. "Es una epidemia sorda, ya que sus síntomas se manifiestan cuando aparece la fractura", concluyó Caeiro.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción