Ecologistas y cazadores critican a la Junta por no retrasar la veda

Ecologistas en Acción calificó ayer como "ilegal" la apertura de la veda debido a la situación de sequía hidrológica que presenta el campo andaluz y anunció que recurrirá la apertura al entender que se incumple el artículo 55 de la Ley de la Flora y Fauna silvestres por el que se prohíbe expresamente la caza en los llamados días de fortuna, cuando, como consecuencia de la sequía, "las piezas de caza se vean privadas de sus facultades normales de defensa y obligadas a concentrarse en determinados lugares".

En un comunicado, la organización conservacionista criticó que la Consejería de Medio Ambiente "se ha aliado con los sectores que entienden la caza como negocio" frente a las posiciones defendidas por la Federación Andaluza de Caza y Ecologistas en Acción. "Va a permitir la caza de especies cinegéticas que se encuentran en condiciones lamentables debido a la situación de extrema sequía que sufrimos con la justificación de que las reservas y contratos ya se han realizado". ç

Para Ecologistas en Acción, "deben prevalecer los criterios éticos y legales a los intereses económicos e incluso a los criterios de daños a la vegetación". Apuntó que la caza se debe basar en la captura de ejemplares, en las épocas apropiadas, que dispongan de plenas facultades para su defensa y huida, lo que no se da en la situación actual de extrema sequía. La organización señaló que está estudiando la posibilidad de denunciar a la Consejería de Medio Ambiente por dejadez de sus funciones en lo referente a la caza y no descartó las movilizaciones.

De otro lado, la Federación Andaluza de Caza mostró su "decepción" por la decisión de la Consejería de Medio Ambiente de no aplazar la apertura de la veda ante la "grave" situación de sequía que atraviesa la comunidad, y por ello hizo un llamamiento a todas las sociedades de cazadores para que no acaten la medida y tomen la "lógica" decisión de atrasar la caza en sus cotos o acorten las fechas hábiles.

La Federación lamentó en una nota la resolución de la Junta de abrir la veda en la fecha prevista, el 9 de octubre, y la relacionó con "muchos intereses de todo tipo menos los medioambientales". Para la Federación, "parece que sólo les preocupa las especies protegidas, el lince y el quebrantahuesos". Los cazadores explicaron que la sequía "ha propiciado que esta temporada haya criado muy mal la perdiz y otras especies cinegéticas, estando en la actualidad mermadas sus facultades de defensa". Por esta razón, solicitaron a Medio Ambiente retrasar la apertura de la veda general 15 días, extremo que les ha sido negado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS