Endesa se aferra a las nuevas Normas Internacionales de Contabilidad para apelar en Bruselas

Endesa quiere que Bruselas examine la operación planteada por Gas Natural en contra del criterio del Gobierno español. Éste considera que, según la contabilidad auditada de 2004 de la compañía, más de dos tercios del negocio de Endesa se realiza en España, lo que da la competencia sobre el caso a las autoridades nacionales.

Endesa lo niega y sostiene, según explicó ayer Rafael Miranda, que según las nuevas Normas Internacionales de Contabilidad (NIC), la eléctrica tiene más de un tercio del negocio fuera de España. Miranda precisó que en la contabilidad que utiliza ahora Endesa (las NIC) no figuran como ingresos, entre otras, las partidas de subvenciones por consumo de carbón nacional o los ingresos que finalmente van a parar al sostenimiento de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Más información
Endesa trata de frenar la OPA de Gas Natural con 7.000 millones de dividendo

Sin embargo, la apelación a las nuevas normas contables dista de despejar la polémica sobre la competencia para autorizar la operación. En la contabilidad enviada por Endesa a la Securities and Exchange Commission (SEC) de EE UU (Endesa cotiza en Nueva York), la eléctrica se ha tenido que adaptar, en sus cuentas, a las normas estadounidenses (SAB 104), muy parecidas a las NIC. Pues bien, los ingresos que muestra Endesa con las antiguas normas contables y los que declara con las normas estadounidenses apenas difieren: 17.642 millones de euros en el primer caso y 17.718 millones en el segundo. Lo único que supuestamente cambia entre ambos sistemas contables es el importe relacionado con los derechos de alta de los nuevos clientes (76 millones de euros).

Pero las normas contables son sólo un arma más en la batalla que se dirime, en buena parte, en el campo de la imagen. Para apuntalarla, la dirección de la empresa anunció también ayer que el 100% de la retribución variable de los consejeros y los altos directivos estará ligada al precio de la acción hasta 2009. Si el precio cae por debajo de 18,56 euros (el precio de antes de la OPA), la retribución variable será cero. Si ganan, el 50% lo destinarán a comprar acciones de la empresa, que mantendrán durante al menos tres años.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS