Los dos ejecutivos ponen fin a la 'guerra del Cupo'

Los gobiernos vasco y central comienzan a desactivar hoy en el segundo pago cuatrimestral del Cupo de 2005 (la aportación de Euskadi al sostenimiento de las cargas generales del Estado)

la guerra de descuentos en sus flujos financieros que han mantenido dos años y medio. Ambas partes han pactado, según un portavoz de la Vicepresidencia vasca, que la cantidad correspondiente a este pago se aminore en los 52,9 millones de euros que el Gobierno central redujo en julio del cheque enviado a Vitoria por el ajuste de IVA e impuestos especiales.

La compensación al Estado por el descuento de la misma cantidad practicado por el Ejecutivo vasco en el plazo del Cupo de abril se aplicará en el pago de diciembre. Para entonces ambas partes habrán formalizado en la Comisión Mixta, cuya convocatoria urgió el Ejecutivo vasco, los acuerdos de principio logrados en los últimos días. Sustancialmente, el reconocimiento en la Conferencia de Presidentes, del derecho de Euskadi a participar en la financiación extraordinaria para la sanidad que aporte la Administración central al resto de las autonomías ha permitido resolver el problema de interpretación que originó la escalada de descuentos mutuos.

Comenzó en abril de 2003, cuando Vitoria redujo unilateralmente del primer plazo del Cupo de ese año 32,2 millones de euros, alegando que le correspondían de la liquidación del Cupo de 2001 por la aportación extra que ese año hizo el Estado a la sanidad de las demás comunidades. El Gobierno del PP respondió descontando la misma cantidad del cheque girado a Euskadi en octubre por el ajuste del IVA y los impuestos especiales. Desde entonces las deducciones recíprocas en sus pagos se sucedieron cuatrimestralmente y la cantidad aumentó en 20 millones. Los otros desencuentros financieros planteados sobre la ampliación de la Ertzaintza y los gastos originados por el Prestige también han quedado encauzados en los últimos días, a falta de la reunión de la Comisión Mixta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS