Entrevista:JUAN JESÚS VIVAS | Presidente de Ceuta | LOS PROBLEMAS DE LOS INMIGRANTES

"La expulsión automática en la frontera frenaría la presión"

Atribulado y agotado por la crisis que está viviendo la ciudad, el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, del PP, reclama solidaridad a las demás comunidades.

Pregunta. ¿Por qué se ha llegado a esta situación?

Respuesta. Las razones están muy abiertas. En Melilla se había dado un escenario muy favorable, y aquí no tenía por qué ser distinto. Estas muertes nos producen un enorme dolor, es un drama humano. En estos momentos tenemos que apoyar a la Guardia Civil y a la policía por esa tarea tan difícil como imprescindible que consiste en defender la integridad de las fronteras de España y Europa. Pero no quiero hablar de efecto llamada ni nada de eso, desde mi posición no se puede especular.

P. ¿Cree que Marruecos podría hacer más?

R. Desde luego su colaboración no alcanza los objetivos previstos, no han respondido con eficacia. Se sabe dónde están y quién son, esto no se improvisa, ha sido un asalto en toda regla y perfectamente organizado.

P. ¿Cómo se podría solucionar el problema?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. El Gobierno central tiene que aplicar medidas extraordinarias y eficaces. Ceuta y Melilla son fronteras terrestres de Europa y España y además territorios extrapeninsulares. Necesitamos muchos más medios, no sólo para contener a los inmigrantes, sino para atenderlos, sobre todo a los menores. Además, pedimos la solidaridad de otras comunidades para aliviar la presión de los inmigrantes sobre la ciudad. Hay que cambiar la normativa para poder hacer expulsiones automáticas en la frontera; eso frenaría la presión, también en Marruecos, porque la puerta de Ceuta no llevaría a ninguna parte. Por eso queríamos ir a la cumbre de Sevilla, no para provocar, sino para aportar nuestra experiencia, pero no nos han dejado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS