Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

MURCIA: Un envío provisional ampliable si llueve

El presidente del Sindicato de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, Francisco del Amor, aseguró ayer que si el Consejo de Ministros no aprueba un envío de 77 hectómetros para los 70.000 agricultores que viven del trasvase, solicitarán al Ejecutivo de Zapatero que se vuelva a reunir un mes después para estudiar un nuevo trasvase si los embalses "evolucionen favorablemente".

Del Amor afirmó que ha presentado un informe en el que justifica las demandas de agua, que son en total 77 hectómetros cúbicos sólo para riego. El Gobierno de Murcia apoya a los regantes y ha pedido la cantidad que éstos han dicho. El Gobierno asegura que el trasvase de 112,5 hectómetros es necesario para salvar 65.315 hectáreas de limones y naranjos; 16.746 hectáreas de frutales; 4.031 hectáreas de parrales; 10.500 de almendra, y 5.710 de otros cultivos.

Los regantes del Guadalentín, que normalmente no reciben agua del acueducto, también piden agua. Los agricultores prevén pérdidas de 212 millones de euros el próximo año si no hay trasvases extraordinarios, continúa la sequía y sólo pueden regar con agua de pozo.

El estudio afirma que sin agua desaparecerán 5.944 empleos en el campo y la mano de obra, en su mayoría inmigrantes, dejará de percibir 72 millones de euros en jornales, a los que hay que añadir otros 29 de los salarios de los 2.359 trabajadores de almacenes hortícolas que se quedarán sin empleo.

El informe detalla también que el agua subterránea de pozos con la que se están regando los cultivos tiene una salinidad muy elevada, por lo que "entraña riesgo de salinización del suelo y provoca la reducción de entre el 20% y el 30% de las cosechas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005