Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN

Aznar afirma que el nuevo Estatuto conducirá a un "cambio de régimen"

Rajoy tilda a Zapatero de irresponsable por no vetar la reforma

El PP mantiene que el nuevo Estatuto de Cataluña debería embarrancar allí, gracias al veto del PSOE y del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Como, hasta ayer, las posibilidades de que se frustre el proyecto responden a un posible veto de CiU, Mariano Rajoy y su número dos, Ángel Acebes, cargaron contra el presidente por no vetarlo. Rajoy equiparó la "irresponsabilidad" de Zapatero en el Estatuto con la que, según él, tiene en la lucha contra ETA. José María Aznar, presidente de honor del PP, apostilló que el Estatuto probablemente saldrá adelante y supondrá "un cambio de régimen" en España.

"La irresponsabilidad con la que se ha conducido el presidente del Gobierno en este asunto [el Estatuto catalán] sólo es comparable a la irresponsabilidad con la que se está conduciendo en la lucha contra el terrorismo", declaró ayer Rajoy en una entrevista en Tele 5. Después presidió el Comité Ejecutivo Nacional de su partido y allí abundó más en su tesis de que todo es responsabilidad de Zapatero, cuya actuación calificó de lamentable: "Es lamentable el papel que está llevando a cabo el presidente del Gobierno. Primero dijo que aprobaría cualquier texto del Estatuto que saliera del Parlamento de Cataluña. Luego dijo que sólo lo aprobaría si no suponía contravenir lo que dijera la Constitución. Después dijo que no debía intervenir nadie. Incluso dijo a su partido que no hicieran declaraciones hasta que el Estatuto saliera de Cataluña. Pero él intervino. Se ha reunido en dos ocasiones con el líder de CiU. Pactó con el líder de CiU para que CiU pudiera aprobar el Estatuto con un sistema de financiación. Eso provocó la rebelión del PSC y en este momento la situación es grotesca porque no sabemos dónde estamos".

Por la tarde, en la presentación de un libro en conmemoración del centenario del nacimiento del liberal francés Raymond Aron, José María Aznar elevó un poco más el listón de la censura. Ante Rajoy, que ofició de presentador del libro, Aznar afirmó que España se enfrenta a un "riesgo real de fractura nacional". Y ese riesgo de ruptura puede eclosionar ya en Cataluña: "Esta semana probablemente se den los pasos decisivos para un cambio de régimen, sin mandato ni consentimiento de nadie", proclamó. Rajoy tomó entonces la palabra para descalificar la política exterior española. Al final se ofreció, a sí mismo y a su partido, para "dar la batalla de España".

Por la mañana, en el Comité Ejecutivo del PP, Josep Piqué, presidente catalán de los populares, confesó que no tiene "ni idea" de qué ocurrirá esta semana con el Estatuto. Piqué sólo se atrevió a desear que el Estatuto embarranque en Cataluña dado que, "además de inconstitucional, es el texto más intervencionista" que él conoce. Confirmó que votará en contra de todos los artículos, salvo de "aquellas modificaciones que haya introducido el PSC para que el texto sea algo menos inconstitucional".

El Estatuto catalán ocupó la mayor parte de la reunión del Comité Ejecutivo del PP. Hubo una decena de peticiones de palabra, pero nadie preguntó nada ni expresó opinión alguna sobre el recurso a la ley de matrimonios homosexuales que va a presentar ese partido, tal como Rajoy anunció el pasado miércoles.

Sobre el Estatuto y el último ataque de ETA sí hubo numerosas opiniones, todas para remachar la posición del PP. Acebes declaró tras la reunión: "No estamos ante una reforma estatutaria sino ante un proyecto de Constitución para Cataluña. Además, a través de ese proyecto constitucional se pretende reformar la Constitución española y el Estado de las Autonomías tal y como lo conocemos".El Comité Ejecutivo convocó, por último, para los días 3, 4 y 5 de marzo la Convención para renovar los mensajes del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005