Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta abre al público una factoría romana de salazones

Bajo lo que fue el teatro Andalucía de Cádiz, ahora reconvertido en edificio comercial, hay una fábrica de salazones. Está ahí desde el siglo I antes de Cristo. A partir de mañana, se abre al público de manera gratuita, diez años después de que fuera localizada. La consejera de Cultura, Rosa Torres, presentó ayer los resultados de este yacimiento, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1998. El yacimiento está considerado una perfecta representación del florecimiento de la industria pesquera del Mediterráneo occidental en época romana.

El yacimiento no se ve a simple vista. Está en el subsuelo gaditano, escondido tras una puerta que da paso a unas escaleras que descienden hasta la factoría, donde se preparaban y conservaban los pescados hace más de dos mil años.

La recuperación ha permitido excavar una extensión de 330 metras cuadrados y descubrir las formas clásicas del hallazgo. El pescado se preparaba en piletas alineadas de diferentes formas porque cada una tenía su función. Estaban desniveladas hacia el centro para que el agua de lluvia quedara depositada a través de las canalizaciones bajo el suelo del patio central. Las piletas fueron construidas con mampostería de cantos rodados y sillares de piedra ostionera con arcilla y mortero hormigonado.

El conjunto tiene también interés porque en una de las paredes ha aparecido lo que se considera una pintura del antiguo faro de Gades. Representa una torre escalonada con 12 cuerpos, con entrada abovedada en el primer piso y con escaleras en cuatro de ellas. Es uno de los escasos edificios preexistentes del pasado romano.

Torres destacó la apertura al público de este enclave. "Si además de haber puesto en valor el yacimiento y de haber abierto un programa didáctico, hemos conseguido que sea un nuevo atractivo turístico para Cádiz, hemos logrado nuestro objetivo", aseguró. La factoría se podrá visitar a partir de mañana en horario de 10:00 hasta las 14:00 de forma gratuita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005