Torres Hurtado no quiere que las obras del metro comiencen antes de las municipales de 2007

La Junta, que desea licitarlo antes de fin de año, lo sacará adelante con o sin su apoyo

Primero exigió un metro soterrado, después, un sistema de financiación de la obra similar al de los suburbanos de Málaga y Sevilla. El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP) ha arañado a la Junta todas sus reivindicaciones sobre el principal proyecto metropolitano para la ciudad. La consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, concedió ayer al Ayuntamiento un modo de pago que mejora al de las otras dos capitales. El alcalde quiere ahora que las obras no comiencen hasta después de las municipales. Gutiérrez avisa que el metro se construirá con o sin su apoyo.

Después de haber vencido en su batalla con la Junta para que el futuro metro de Granada tuviera un trazado subterráneo por el centro de la ciudad, el Ayuntamiento exigió también unas condiciones de financiación similares a las que tendrán los municipios de Málaga y Sevilla para la parte de la infraestructura que les toca pagar (el 17% de cada obra). La consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, cedió ayer a esa última pretensión y mejoró el sistema de financiación respecto de las otras dos capitales.

La Junta pagará por adelantado dos tercios de la parte correspondiente a los Ayuntamientos de Málaga, Sevilla y Granada, pero mientras que los dos primeros deberán devolver ese dinero con un interés del 6%, el de Granada podrá acogerse a un interés menor si la consejería de Economía y Hacienda lo consigue en sus negociaciones con los bancos. "Este modo de pago representa un trato de favor respecto a Málaga y Sevilla", subrayó la consejera.

Con esta segunda concesión, la Junta considera que "tiene los deberes hechos" y espera que el Ayuntamiento de Granada firme el convenio de financiación el próximo otoño para poder sacar a concurso la obra antes de que acabe el año. "Espero que con esto no se produzcan más conflictos porque no tiene que haberlos", añadió Concepción Gutiérrez.

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), aceptó la propuesta de pago de Obras Públicas, pero defraudó las esperanzas de la consejera planteando dos pegas más al metro, cuya tramitación se inició en noviembre de 2001. La primera se refiere a las cocheras y talleres para los trenes que, según el proyecto, se construirán en su término municipal. Torres Hurtado quiere que el consorcio del metro -formado por la Junta y los ayuntamientos de Albolote, Maracena, Granada y Armilla- abone a la capital el coste de esos solares o reduzca el precio de la parte de la infraestructura que a Granada le toca pagar. "Estamos de acuerdo con la financiación que nos propone la Junta, pero no nos ha dicho nada de las cocheras", dijo.

Estación intermodal

El segundo inconveniente, según el alcalde, es la conexión con la estación de ferrocarril, en trámites de reforma para la llegada del AVE. Torres Hurtado exige que ambas infraestructuras compartan una estación intermodal. "No vamos a construir dos infraestructuras paralelas sin que haya comunicación entre el metro y la estación", dijo el alcalde. "No puedo entender que se empiece a construir en el Camino de Ronda [el eje que atravesará el metro de norte a sur] sin tener en cuenta esa variable", añadió.

La propuesta de Torres Hurtado es que las obras del suburbano comiencen en los tramos que unen la capital con Armilla y Albolote para dejar para más tarde la parte del trayecto que discurre por el centro de Granada. Y no sólo por las cocheras o por la conexión con la estación del AVE, sino también por motivos políticos. "Si empiezan a construir el metro por el Camino de Ronda, en realidad lo que quieren hacer es montarnos un follón justo cuando lleguen las elecciones municipales", dijo el alcalde, que fue quien consiguió de Obras Públicas que los tramos que se construyeran en esa calle discurriesen bajo tierra.

Pero la Junta no está dispuesta a aceptar nuevos retrasos en las obras del metro. "El proyecto que sale no es el que quería la Junta, sino el que quiere el Ayuntamiento de Granada. Nosotros demostramos voluntad de consenso al resolver el problema del trazado y de la financiación", subrayo Concepción Gutiérrez.

La consejera aseguró que la Junta seguirá adelante con el proyecto cuente o no con el apoyo del Ayuntamiento. "Los municipios pueden firmar cuando quieran, pero el metro va a salir adelante porque así lo demanda la sociedad", dijo Gutiérrez, que recordó la polemica entre ambas administraciones surgida el año pasado, cuando la Junta licitó dos tramos del Camino de Ronda "para evitar que alguien no es responsable de su ejecución lo retrasara".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de septiembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50