Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Multa de 10.000 euros a la clínica Sear por descuidar a los enfermos

La clínica Sear ha sido sancionada por la Consejería de Sanidad por una "falta grave" en la atención a los enfermos crónicos y geriátricos ingresados en el centro. La multa impuesta, que podía ser de entre 3.000 y 15.000 euros, ha ascendido finalmente a 10.000 euros, según Sanidad.

Este departamento abrió una investigación en la clínica el pasado diciembre, tras varias denuncias presentadas por familiares de enfermos por la falta de medios en el centro. Las familias se quejaban de que los enfermos recibían un "trato inhumano", pasaban "horas nadando entre vómitos y excrementos" y "rechazaban la comida por estar mal preparada".

La dirección de la clínica, pese a negar algunas de estas acusaciones, admitió ser incapaz de prestar la adecuada atención a algunos enfermos por escasez de personal y recursos económicos.

Sanidad envió varios equipos de inspectores en los últimos meses de 2004 y primeros de este año. Éstos detectaron "irregularidades graves", sobre todo por la falta de personal y en la "atención a enfermos con úlceras por presión", aquellos que deben ser movidos con regularidad para que se recuperen de las llagas que sufren por su inmovilidad.

La clínica Sear es un centro privado situado en el kilómetro 16 de la M-607 (carretera de Colmenar Viejo) que tiene un concierto con la sanidad pública para atender a enfermos crónicos y geriátricos sin familia o que ésta no puede atenderles adecuadamente en sus domicilios. En 2004, Sanidad remitió a la clínica Sear 137 pacientes.

Pese a la sanción impuesta y a las detección de varias irregularidades, Sanidad tiene decidido mantener el concierto con la clínica Sear ante la escasez de camas para enfermos crónicos y geriátricos que sufre la región. "No hay camas alternativas donde ingresar a este tipo de enfermos", explican fuentes de Sanidad.

Además, Sanidad aumentará antes de final de año el dinero que paga a la clínica por cada enfermo ingresado. Este aumento, según Sanidad, deberá ser utilizado por el centro para mejorar la atención a los enfermos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de septiembre de 2005