Iberia prepara una subida de tarifas por el aumento del precio del petróleo

Iberia cede a la presión del precio del petróleo. Fernando Conte, presidente de la empresa, dijo ayer que "no hay más remedio" que subir nuevamente los billetes de los vuelos en las próximas semanas "con el precio actual del crudo". El coste del combustible este año se ha situado en el 18% de los gastos totales, cuando hace dos años era el 13%. Además, la empresa plantea la "congelación salarial o ligar los salarios a los resultados", dentro del Plan Director para los próximos tres años con el que trata de ahorrar 600 millones y encarar la crisis del sector.

Más información
MODA DE ALTOS VUELOS
Las aerolíneas estadounidenses Delta y Northwest declaran suspensión de pagos para sobrevivir

Tras la fiesta de presentación de los nuevos uniformes de personal de Iberia, diseñados por Adolfo Domínguez, el presidente de Iberia tomó tierra de nuevo. "La compañía sigue el día a día del precio del crudo y cuantificamos en decenas de millones de euros el impacto de la subida del crudo en las cuentas de 2005". La aerolínea española tiene asegurado el 62% de su consumo de combustible a 45 dólares en la segunda mitad del año, pero el resto del queroseno tiene que pagarlo a precio de mercado (ayer subió 1,76 dólares y llegó a 63,30).

El combustible ha deslucido la cuenta de resultados y en el primer semestre los beneficios de Iberia se redujeron a la mitad (29 millones de euros). Conte no quiso poner paños calientes y dibujó un panorama con nubarrones. "La evolución del precio del crudo, junto con otros problemas estructurales, como la prolongada caída de los ingresos unitarios en todo el sector, están llevando a las compañías a una situación complicada a corto y medio plazo". Iberia ha subido dos veces en el último año sus tarifas por la vía del recargo (octubre de 2004, entre 5 y 15 euros por billete, y en abril de 2005, otros cinco euros) para abordar el aumento del coste del combustible. Conte, no obstante, añadió que la empresa terminará el presente año con beneficios.

Iberia quiere adelantarse a las turbulencias del sector y, para ello, trabaja desde hace meses en el Plan Director 2006-2008, que el consejo de la compañía quiere aprobar en un plazo de 30 días. Este Plan Director busca el ahorro de 600 millones de euros en tres años y dentro del mismo se plantea la congelación de los salarios de los 25.000 trabajores de la plantilla hasta 2008. "En los últimos tres años el capítulo de costes salariales ha subido un 22% como consecuencia del laudo arbitral del año 2001, por lo que dentro de los instrumentos que estamos valorando en este plan se busca "una especie de congelación salarial o bien ligar los salarios a los resultados", precisó Conte.

También en el Plan Director se contempla "eliminar rutas no rentables a partir de 2006". El presidente de Iberia se refirió al aeropuerto de Barcelona, que es donde la empresa sufre mayores presiones competitivas por las compañías de bajo coste y por ser el aeropuerto español donde existen mayores posibilidades de eliminar conexiones.

Si el Plan Director se implanta, la aerolínea calcula unos beneficios de 300 millones en el periodo 2006-2008, que se convertirían en 300 millones de pérdidas si se mantiene la tendencvia actual de aumento de costes. Dentro del Plan Director también se incluyen medidas para aumentar los ingresos, aunque Conte no quiso precisar cuáles son esas medidas.

Iberia aún no ha tomado su decisión sobre la posibilidad de crear o participar en una compañía de bajo coste, aunque lo que parece claro es que entrará en este sector, que gana terreno a marchas forzadas. Conte no se mostró muy entusiasmado con la carta de intenciones que Iberia ha hecho para pujar por las compañías Mexicana de Aviación y Aeroméxico.

Por otro lado, Iberia contará con 19.000 metros cuadradros de superficie alquilada de la nueva terminal T-4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, lo que supone más del 60% del espacio tras el acuerdo de reparto provisional de las terminales alzanzada por Aeropuertos Nacionales y la Asociación de Líneas Aéreas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS