eBay revoluciona el negocio de telefonía por Internet con la compra de Skype

La empresa de subastas paga 2.100 millones de euros por una empresa que sólo ingresa 5,6

Más de 2.100 millones de euros (2.600 millones de dólares) por una empresa que sólo ingresa 5,6 millones de euros. Esto es lo que ha pagado eBay, la mayor empresa de Internet dedicada a subastas de objetos, por Skype, una empresa que se dedica a dar servicio gratuito telefónico a través de Internet. La compra -y especialmente el precio pagado, que podría subir hasta los 3.300 millones de euros- no ha caído del todo bien entre los analistas financieros. eBay entra en el sector de la telefonía por Internet, donde ya se habían estrenado Microsoft, Yahoo y Google.

Más información

eBay acaba de cumplir 10 años de vida. Lo que empezó como una afición para el intercambio de muñequitos es hoy una página de Internet en donde 157 millones de personas de todo el mundo pujan por objetos de los más diversos, habituales o extravagantes, desde un autógrafo de Beckham a un avión de combate. Bajo la dirección de la norteamericana Meg Whitman, eBay se ha convertido en un imperio comercial, que factura anualmente 3.300 millones de euros y con unos beneficios de 753 millones en el pasado año. En este último trimestre ha ganado 234 millones, un 53% más que en el mismo periodo del año anterior. En 2004 se vendieron 25 millones de objetos.

El principal programa de Skype es gratuito. Creada la empresa hace tres años, sólo hace dos que sacó su principal producto: un programa que, instalado en el ordenador, permite hablar a dos personas que lo tengan instalado (obviamente se necesitan altavoces y micrófono). Skype es gratis y, gracias a la banda ancha, de gran calidad. En dos años se lo han bajado 155 millones de personas, y 54 millones lo han usado ya.

La empresa europea tiene un segundo programa (SkypeOut), que permite hablar, también a través de Internet, con cualquier teléfono, fijo o móvil, aunque el receptor no tenga el programa. En este caso hay que pagar unas tarifas mínimas, de céntimos. Dos millones de personas han comprado abonos de este tipo.

Así que la empresa Skype se mantenía de momento gracias al apoyo de las sociedades de capital riesgo. Los ingresos de Skype el pasado año apenas alcanzaron los 5,6 millones de euros, aunque para éste tenían una previsión de 60 millones de ingresos (un 900% de subida), en cualquier caso, cifras ridículas frente a las de eBay.

La compra de eBay es una de las mayores de su historia. Este año ha adquirido Shopping.com por 507 millones de euros, y Rent.com, por 334 millones. Sólo por una empresa de subastas de Corea del Sur pagó más (3.400 millones). En todos los casos se trataba de comercios en red. Además, eBay es dueña de Paypal, compañía dedicada a los micropagos. Con Skype, eBay entra en una nueva dimensión: el mundo de la telefonía por Internet.

"Cuando comenzamos con Skype, nuestra visión era crear una compañía mundial de comunicaciones. Creo que el único país en donde no tenemos usuarios es en Corea del Norte", manifestó el director general, Niklas Zennström, que seguirá con Skype y pertenecerá al comité ejecutivo de eBay. En la conferencia de prensa conjunta, Meg Whitman, la máxima responsable de eBay, destacó que las dos empresas se complementan, ya que la casa de subastas apenas tiene clientes en los países nórdicos y Japón, dos de las zonas donde Skype es fuerte.

El programa Skype servirá para que compradores y vendedores de eBay, que hasta ahora se comunicaban por el correo electrónico (cinco millones de mensajes al día), también lo puedan hacer por teléfono y al mismo coste: cero.

Los analistas financieros no se han mostrado tan optimistas. Critican el alto precio pagado, con el cual eBay se podía haber comprado la tecnología que quisiera, y la diferencia de cultura entre una empresa muy americana y otra muy europea.

Pese a las reticencias de los financieros, Whitman anunció que con Skype se abren nuevas vías de negocios. "Las comunicaciones son el corazón del comercio electrónico. Con Skype, vamos a crear una maquinaria extraordinariamente poderosa para los negocios en red".

eBay ha tenido que actuar con celeridad en la compra, seguramente pagando un sobreprecio, ante los movimientos de la competencia en las últimas semanas. Microsoft compró Teleo, empresa dedicada también a telefonía en red, y Google ha empezado a ofrecer telefonía gratis por Internet, al igual que los portales Yahoo! y MSN, propiedad de Microsoft.

De momento, como en los buenos tiempos del boom de las puntocom, la venta de Skype es un gran negocio para los sociedades de capital riesgo como Draper Fisher Jurventson que confió en Skype y puso 17 millones de euros hace un año. Hoy su inversión se habrá multiplicado por varios cientos.

La segunda convulsión

Casi nadie ha hecho la revolución. Algunos la vivieron una vez; Niklas Zennström ha hecho dos revoluciones, y en cuatro años.

En 2001 creó, con Janus Friis, Kazaa, un programa gratuito que se baja por Internet (400 millones de descargas).

Kazaa facilita el intercambio de archivos, generalmente música o películas. Kazaa ha contribuido a la crisis de las discográficas y, en cualquier caso, obliga a cambiar el negocio de la industria.

En 2003, una vez vendido Kazaa, Zennström y Friis volvieron a la carga. Esta vez el objetivo era la telefonía tradicional. Crearon Skype, un programita que se descarga en Internet y que permite hablar gratuitamente entre dos personas que tienen conectado el ordenador. Cerca de 54 millones de personas lo usan. Esta vez, el enfermo es la operadora telefónica clásica. Y con la experiencia que tiene, declara: "El teléfono fijo va a morir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 13 de septiembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50