Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE pide a las petroleras que extraigan más crudo

El Ecofin quiere conocer las reservas para que el mercado sea transparente

El Ecofin, compuesto por los ministros de Economía de la UE, afirmó que la producción de petróleo no es suficiente para alimentar la creciente demanda, que seguirá siendo alta en los próximos 20 años, por lo que la solución es aumentar la oferta. La UE pidió que las petroleras destinen los beneficios a extraer y refinar más crudo, así como que se conozcan sus reservas para hacer más transparente el mercado.

La carestía del petróleo es un problema de mercado que exige soluciones de mercado a nivel global, según los ministros de Economía de la Unión Europea (UE). El ministro del Tesoro británico, Gordon Brown, señaló la conveniencia de aumentar de inmediato la producción en medio millón de barriles diarios para compensar el incesante aumento de la demanda impulsado por el fuerte crecimiento de las economías asiáticas. El ministro precisó que, según las previsiones de los expertos, la demanda de petróleo seguirá creciendo a un fuerte ritmo en los próximos 20 años.

El aumento de la producción de petróleo será uno de los capítulos dominantes de las reuniones del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, este mismo mes, y la OPEP, el próximo 19 de septiembre. Brown informó ayer que ya había mantenido conversaciones con el ministro de petróleo de Arabia Saudí, para tratar el aumento de la producción.

Los ministros de Finanzas europeos pidieron a los países productores que además de poner más petróleo en el mercado aumenten sus inversiones en exploración, incrementen su capacidad de refino y destinen más recursos al desarrollo de energías alternativas.

El consejo lanzó otros mensajes para hacer frente a la presente crisis de petróleo. Por una parte urgió la necesidad de mejorar la transparencia de los mercados petrolíferos. En concreto pidieron a los países productores que desvelen los datos sobre las reservas disponibles, algo "esencial para una mejor toma de decisiones", y para poder realizar análisis más completos sobre el funcionamiento de los mercados del petróleo.

Por otra, los ministros de la Unión Europea subrayaron la importancia de dedicar nuevos esfuerzos a incrementar la eficiencia y el ahorro energético. Un mensaje dirigido en buena parte a Estados Unidos, pero que Gordon Brown evitó identificar de forma individualizada, insistiendo en que este esfuerzo de innovación tecnológica y seguridad energética debían realizarlo "todos los países".

El comisario de la UE, Joaquín Almunia, anunció ayer que los ministros de Finanzas habían dado su acuerdo político a la recomendación de la Comisión Europea sobre el déficit excesivo de Portugal, que este año alcanzará el 6%. Almunia precisó que las autoridades portuguesas se han comprometido a situar el déficit en 2,9% en 2008.

Billetes de avión

En relación con la iniciativa impulsada por varios gobiernos europeos de establecer una tasa extra en los billetes de avión para recaudar fondos para los países pobres, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, manifestó categóricamente que "ésta era una iniciativa a la que no se sumará España", para no afectar al turismo, su primera fuente de ingresos. Los países que impulsaron esta iniciativa fueron Alemania, Francia, Reino Unido, Brasil, Argelia, Grecia y Chile.

Pese a estas discrepancias, todos coinciden en la necesidad de que el Ecofin cumpla con sus objetivos, marcados en junio pasado, que le comprometen a destinar el 0,7% del PIB a ayudas para el tercer mundo en 2015. Para 2010, la Unión Europea deberá destinar el 0,56% del Producto Interior Bruto a estos fines.

David Vegara anunció que España logrará este objetivo dos años antes, ya que en 2008 tiene previsto dedicar el 0,5% del PIB a ayudas al desarrollo.

España no reducirá el crecimiento

El impacto de la crisis petrolífera, que ha obligado a rebajar las previsiones de crecimiento para 2005 en los países de la zona euro del 1,6% previsto en la pasada primavera al 1,2% o 1,3%, no tendrá efectos por el momento en la economía española, según manifestó ayer, David Vegara, secretario de Estado de Economía. Vegara anunció que el Gobierno mantiene la previsión de crecimiento del 3,3% para 2005 y 2006.

Vegara también precisó que "no se contemplan medidas relativas a la fiscalidad de los carburantes" para hacer frente a la subida del crudo. Insistió en que España cumpliría sus compromisos comunitarios en este asunto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de septiembre de 2005

Más información