Entrevista:José María Castellano | Vicepresidente de Inditex | GALLEGOS ANTE EL CAMBIO

"Touriño no debe caer en el error de Maragall con el Estatut"

La entrevista se celebra en el despacho que José María Castellano tiene en Madrid. El vicepresidente de Inditex habla del futuro de Galicia cuando está muy reciente su retirada de los mandos ejecutivos de la organización.

Pregunta. Inditex es la cara moderna, productiva de Galicia, de una comunidad que no acaba de despegar del todo. Estoy segura de que usted, que ha hecho funcionar a su empresa a niveles de excelencia, tiene que saber por qué Galicia no es como Inditex...

Respuesta. Pues... si le sirve de comparación... le diré que Inditex ha funcionado porque ha habido un grupo de personas que ha creído en el proyecto, porque hemos incorporado al proyecto a profesionales muy cualificados que han sido claves para que la compañía siguiera creciendo. Y, bueno, creo sinceramente que al igual que Inditex ha creado este proyecto dentro de Galicia, la sede de la compañía va a seguir estando en Galicia durante mucho tiempo, otros pueden hacer lo mismo y si no lo han hecho es porque no ha habido en este país el espíritu empresarial adecuado para que iniciativas como Inditex se hayan podido desarrollar; así de claro se lo digo.

"Confío en que el cambio permita cambiar la mentalidad de Galicia hacia la modernidad"
"Me preocuparía una mayor intervención del Gobierno en la economía de Galicia"
"¡Sin lugar a dudas que apostamos por el nuevo Gobierno! Lo contrario sería un absurdo. Un absurdo y una mala decisión"

P. Pero es que ese espíritu empresarial al que usted se refiere sólo lo han demostrado en Galicia unos cuantos empresarios que proceden de unas élites sociales que han optado por el riesgo. Y no parece que a los gallegos nos guste nada arriesgar...

R. Mire, lo de las élites sociales no se corresponde con la realidad, en la mayoría de los casos, porque los empresarios gallegos son gentes que se han hecho a sí mismos.Yo procedo de una familia muy humilde pero he trabajado mucho desde muy joven y he tenido también la suerte de tener apoyos como el de Amancio Ortega. Pero es cierto que el alma gallega no tiene ese impulso vital que, precisamente, tiene Ortega que siempre creyó en la empresa e hizo apuestas en las que era difícil creer cuando nadie se atrevía a hacerlo y era como ponerse a mover montañas y él consiguió que se movieran.

P. Pero hay cosas que parecen más difíciles de mover que las montañas. Por ejemplo, esa especie de destino fatal que condena a la Galicia interior a verse apartada, siempre, de los caminos del progreso...

R. No creo que haya un destino fatal que condene a las zonas deprimidas de Galicia. Pienso que Lugo y Orense tienen tantas oportunidades de desarrollarse como se están desarrollando las zonas de la costa. Creo que aquí tienen que tener un papel decisivo las personas emprendedoras, la sociedad civil que es, sin duda, la que está haciendo cambiar España, la que ya ha hecho, en buena parte, el gran cambio de nuestro país. La juventud tiene que tener un papel decisivo en el cambio definitivo que es el cambio de la mentalidad que todavía no ha empapado del todo a la sociedad gallega.

P. No quisiera yo hacer leña del árbol caído pero... ¿usted diría que la inversión que Galicia necesita en infraestructuras, en modernidad, no tuvo tiempo de hacerla el PP en 15 años de Gobierno?

R. Bueno...yo creo que Galicia ha mejorado en estos años, indudablemente. La cuestión es que el resto de España ha mejorado mucho más y a mayor velocidad y que al haber partido Galicia de una situación de desventaja, en relación con el desarrollo de la mayoría de las comunidades del Estado, pues la verdad es que todavía se sigue notando. En cualquier caso, creo que la apuesta que ahora tiene que hacer el nuevo Gobierno de Galicia tiene que ser por la modernidad, la innovación, y, sobre todo, por la educación, que tiene que ser una educación más creativa, menos anclada en valores y conceptos tradicionales que hoy ya no sirven porque ya no son útiles.

P. Pero es que es la sociedad gallega la que parece anclada en esos conceptos, atrapada en la cultura del caciquismo... ¿Usted cree que a la gente de esta tierra le va a cambiar la cabeza alguna vez?

R. A mí no me cabe ninguna duda de que la sociedad gallega va a cambiar. Porque el caciquismo, que en su versión moderna sigue funcionando, es algo que sin duda condiciona el desarrollo. Pero hay que tener en cuenta que este proceso de cambio de mentalidad de la sociedad gallega va a ser un proceso largo que no se va a producir en un ciclo de cambio político, en una legislatura, porque requiere mucho más tiempo. Pienso que el nuevo Gobierno tiene que hacer esa apuesta por el cambio de mentalidad aunque no vea los resultados a corto plazo.

P. Me pregunto si a usted, como empresario, le preocupan otros cambios que pueda hacer el nuevo Gobierno de Galicia, si le inquieta que algunos responsables de la política económica sean, como dicen, demasiado noviños, inexpertos...

R. Le diré con toda franqueza que a mí, el que haya un cambio de Gobierno de signo ideológico contrario al anterior pues ni se me pasa por la cabeza que le pueda asustar a alguien con sentido común. Creo que este cambio es la consecuencia de una decisión democrática y que va a hacer una política distinta a la que ha hecho el PP. Yo, personalmente, apuesto por ese cambio que espero promueva un cambio de mentalidad de la Galicia actual para incorporarla a un mundo mucho más moderno y más comprometido con el riesgo como actitud vital.

P. Pero el otro riesgo es que estos noviños tomen decisiones en el Boletín Oficial de Galicia que, además de inquietantes, luego no se puedan levantar ¿no le preocupa que les salga el alma intervencionista por alguna parte?

R. Creo que no son tan noviños como usted dice los que hoy gobiernan Galicia. Hay gente en la Xunta que tiene mucha y acreditada experiencia. Además, y mi caso personal así lo ha demostrado, pienso que lo acertado es saber combinar la experiencia con la juventud. Touriño es una persona con acreditada experiencia en la Administración, Méndez Romeu también, la conselleira de Sanidad ha tenido experiencia incluso con el Gobierno del PP anterior...Esa mezcla de juventud y experiencia es la misma que hemos aplicado en Inditex y creo que es una buena fórmula que puede dar buenos resultados a la Xunta...

P. ¿Cuál sería para usted la decisión más temida que pudieran tomar esos noviños?

R. A mí me preocuparía que se produjera una mayor intervención del Gobierno en la economía, que tomara decisiones excesivas o inapropiadas en relación con los mercados, intervenciones financieras por decreto, ¿no? Pero, sinceramente, creo que eso no lo van a hacer porque insisto en que el Gobierno de Touriño tiene gente con mucha experiencia que sabe lo que se está jugando. Eso lo supo hacer con gran inteligencia y sentido común Felipe González, que aprendió de los errores de Mitterrand... Por cierto que Touriño tiene, en otro orden de cosas, la oportunidad de aprender de lo que está pasando en Cataluña, para no caer en los mismos errores que Maragall, que ha equivocado totalmente las prioridades colocando en primer término el Estatut.

P. ¿Inditex esta dispuesta a apostar por el nuevo Gobierno de Galicia, por el cambio que comienza?

R. ¡Sin lugar a dudas que apostamos por el nuevo Gobierno! Lo contrario sería un absurdo. Un absurdo y una mala decisión. Nosotros, Inditex, seguiremos arrimando el hombro porque, además, es que no nos queda otra alternativa. Nosotros estamos compitiendo en 58 mercados de todo el mundo y no vamos a desaprovechar esa oportunidad porque, si no lo hacemos, otros lo harán.

P. Tengo curiosidad por saber si le quita el sueño el peligro amarillo, la feroz competencia de la producción textil que se les viene encima desde China.

R. A Inditex no le quita el sueño la competencia china en absoluto. Nosotros pensamos que China es nuestra gran oportunidad, no una amenaza. Porque vamos a responder ofreciendo a sus mercados chinos algo que ellos no pueden ofrecer a sus consumidores: calidad.

P. Ya sé que puede ser impertinente la pregunta pero ¿por qué buscar a su sucesor a través de un cazatalentos? ¿Es que Amancio Ortega y usted ya no tienen olfato para detectar a quien se les parezca, siquiera de lejos?

R. Es que...nuestra expansión empresarial ha cambiado nuestra situación de forma absoluta y estamos obligados a buscar al mejor, como creemos que lo es Pablo Isla. Cuando empezamos nuestro mercado local era Galicia y el exterior era España. Hoy seguimos siendo una empresa gallega pero nuestro mercado local es España y el mercado exterior es el mundo. Necesitamos renovar la empresa para garantizarle algo precioso para un empresario responsable: el futuro.

El vicepresidente de Inditex, José María Castellano.
El vicepresidente de Inditex, José María Castellano.RICARDO GUTIÉRREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS