Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El crecimiento económico se acelera al 3,4%, tres veces más que la zona euro

El consumo y la inversión mantienen el impulso, mientras el sector exterior se corrige una décima

La economía española pisó ligeramente el acelerador en el segundo trimestre. El producto interior bruto (PIB) creció un 3,4% en términos interanuales, una décima más que los tres meses anteriores. Se trata del ritmo más fuerte desde finales de 2001 y triplica la media de crecimiento de la zona euro (1,1%). El consumo de los hogares y la construcción siguieron apuntalando la quinta economía europea, mientras la inversión de las empresas en bienes de equipo aumentó un 10,4%, la mayor tasa en cinco años. La crisis que atraviesa el sector exterior, por la incapacidad de exportar más, restó 2,6 puntos al crecimiento.

La economía española está consiguiendo mantenerse al margen de la debilidad que sufren los pesos pesados del euro (Alemania, Francia e Italia). El PIB mejoró un 3,4% en el segundo trimestre respecto a idéntico periodo de 2004, mientras el crecimiento respecto al primer trimestre de este año fue del 0,9%, tasa idéntica a la del trimestre precedente, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). El déficit exterior, el mayor de la historia, sigue constituyendo la principal amenaza para la economía que, pese a dar signos de pérdida de competitividad, no se ha visto muy perjudicada por el alza del petróleo. El Gobierno prevé que el PIB crezca un 3,3% en todo el año.

El crecimiento del PIB fue el resultado de una aportación de la demanda interna de seis puntos (igual que en el trimestre previo) y una aportación negativa del sector exterior de 2,6 puntos (una décima menos, debido a que las exportaciones se recuperaron un 1,9% en el segundo trimestre, frente a la caída del 1,9% del primero).

El consumo de los hogares, uno de los motores que ha tirado de la economía en los últimos años, siguió incrementándose a un ritmo elevado y su gasto creció un 4,8%. Mientras tanto, el negocio de la construcción, el segundo gran motor gracias al auge del mercado de la vivienda y de las obras públicas, registró una suave aceleración, con un aumento del 5,7%, el mayor desde el cuarto trimestre de 2003.

Inversión y productividad

Pero la inversión en bienes de equipo (maquinaria para la industria, equipos de oficina y telecomunicaciones) mantiene, con un alza del 10,4%, el considerable ritmo de crecimiento iniciado hace casi un año. Esta tendencia confirma la recuperación de la inversión de las empresas, pese a sus problemas para exportar. En general, el capítulo de inversión del conjunto de la economía se incrementó un 7,5%, frente al 7% del primer trimestre del año.

Pero el esfuerzo inversor no se tradujo en más productividad (la española es una de las más bajas de la UE). Este factor se resintió al crecer sólo un 0,2%, una décima menos que el trimestre anterior. Uno de los responsables es el empleo que registró un crecimiento interanual del 3,2%, dos décimas más que en el primer trimestre. Esto supone que la economía creó 547.000 empleos netos a tiempo completo en el último año, sobre todo en la construcción y los servicios. En la industria aumentó un 0,3%, una décima menos, y en la agricultura y pesca aumentó un 0,1%, frente a la caída de 1,3 puntos del primer trimestre.

El crecimiento español triplica la media de la zona euro. Eurostat, oficina estadística comunitaria, publicó ayer las cifras definitivas del PIB del segundo trimestre, que creció un 1,1% en la eurozona y un 1,3% en la Unión Europea respecto al segundo trimestre de 2004.

Lo cierto es que, durante los últimos 10 años, España ha conseguido crecer por encima de la media europea. El año pasado, por ejemplo, el alza del PIB fue del 3,1%. En la actualidad, su ritmo de crecimiento es más similar al de Estados Unidos. El PIB de la mayor economía del mundo creció un 3,3% interanual en el segundo trimestre, según los datos revisados del Departamento de Comercio estadounidense en los que se aprecia un avance menor en una décima al 3,4% anunciado el mes pasado.

"La economía española mantiene la tendencia de aceleración iniciada a principios de 2004", afirmó ayer en conferencia de prensa el secretario de Estado de Economía, David Vegara, que destacó la buena evolución de la inversión empresarial y quiso restar importancia al elevado déficit exterior que soporta. Vegara sostiene que la fortaleza de la demanda interna provoca un efecto no deseado que es un déficit comercial y corriente elevado, pero que "no presenta ningún problema de financiación, dado el alto grado de confianza en la economía española".

Superávit del 0,82% del PIB

El Ministerio de Economía también informó ayer de que el Estado registró en los siete primeros meses del año un superávit de 7.392 millones de euros, un 0,82% del PIB. El superávit era de 334 millones en el mismo periodo del año pasado.

El PP no se muestra tan optimista sobre el estado de la economía española. El secretario ejecutivo de Economía y Empleo, Miguel Arias Cañete, subrayó que la economía española no genera empleo, crece muy poco y lo hace de forma desequilibrada, lo que desacredita, en su opinión, las previsiones macroeconómicas presentadas por el Ejecutivo el mes pasado.

El responsable de Economía y Trabajo de Izquierda Unida, Javier Alcázar, destacó que la "suave aceleración" del PIB se basa en la "elevada" demanda interna que se logra "a costa" del aumento del endeudamiento de las familias -en niveles históricos por la compra de vivienda- y reseñó la pérdida de peso de los salarios.

UGT afirmó que la economía española crece "de forma suave pero desequilibrada", por la excesiva dependencia de la demanda interna y del exterior, y pidió que se cree un tejido industrial sólido. El sindicato destacó que mientras los costes laborales crecieron un 2,5% (por debajo de la inflación) en el segundo trimestre respecto a idéntico periodo del año pasado, los beneficios empresariales subieron un 9,4%, cuatro décimas más que un año antes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de septiembre de 2005