Reportaje:

Los peronistas se pelean por Argentina

La campaña de las elecciones legislativas comienza marcada por la división entre los partidarios de Kirchner y de Duhalde

Aunque en la práctica ya lleva algunos meses en marcha, el electorado argentino se encuentra desde hoy oficialmente inmerso en la larga campaña electoral que desembocará el próximo 23 de octubre en unas elecciones en teoría legislativas, pero que en el fondo van a decidir cuestiones que apuntarán a quién será el próximo inquilino de la Casa Rosada.

Paradójicamente, los dos políticos que se juegan más en estas elecciones no concurrirán a las urnas y pertenecen al mismo partido. El presidente Néstor Kirchner, que trata de hacerse con el poder en el Partido Justicialista (PJ), medirá sus fuerzas a través de la presentación a senadora de su mujer, la ya senadora Cristina Fernández, y de su ministro de Exteriores, Rafael Bielsa, que se postula a diputado. Enfrente estará el todavía hombre fuerte del aparato justicialista (peronista) y ex presidente Eduardo Duhalde, cuya esposa, Hilda Chiche Duhalde, competirá en la provincia de Buenos Aires contra la esposa de Kirchner.

Dado que todos los políticos citados son peronistas, los partidarios de Kirchner han optado por acudir a las urnas en una lista separada del PJ, el Frente para la Victoria, la misma denominación con la que Kirchner alcanzó la presidencia de la República en 2003. Los partidarios de Duhalde mantienen los símbolos del justicialismo y tienen previsto dirigir su campaña directamente contra Cristina Fernández, es decir, contra la rival de su propio partido. Ricardo López Murphy, del centro-derechista Recrear para el Crecimiento y candidato a senador por la provincia de Buenos Aires (frente a las mujeres de Kirchner y Duhalde), ha denunciado que esta bicefalia peronista va a provocar que, en la práctica, el grupo mayoritario y la minoría mayoritaria en la Cámara pertenezcan al mismo partido, algo que tacha de "inconstitucional".

Críticas

Kirchner tiene previsto acudir hoy a la inauguración oficial de la campaña del Frente para la Victoria, en la ciudad de Rosario, y, aunque no tomará la palabra, está recibiendo fuertes críticas desde el PJ por lo que se considera una ruptura de la neutralidad que debería mantener el presidente de la República. También la designación de Bielsa como candidato ha levantado críticas. En Argentina es incompatible formar parte del Gobierno y a la vez ser miembro del Legislativo, por lo cual, de resultar elegido, el actual ministro de Exteriores deberá abandonar el cargo. Con esta perspectiva, oposición y duhaldistas advierten de que las relaciones exteriores se están resintiendo, ya que el titular de la cartera (que sabe que va a abandonar) tiene que prestar mucha atención a la campaña electoral.

Peronismo aparte, en las filas de la oposición las elecciones servirán para clarificar también las posturas en el interior de la Unión Cívica Radical (UCR), donde confluyen dos posiciones en principio incompatibles: la de aquellos partidarios de una línea dura de oposición al Gobierno de Kirchner, que es la defendida por la dirección nacional del partido, y la propuesta de un tono más conciliador encarnada por varios dirigentes provinciales y el ex presidente Raúl Alfonsín.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Entre los otros partidos opositores destaca Afirmación para una República Igualitaria (ARI), una formación de carácter populista con un fuerte tirón electoral. En el centro-derecha se sitúa la alianza formada por Recrear para el Crecimiento de López Murphy y el Compromiso para el Cambio liderado por Mauricio Macri, dueño del club de fútbol Boca Juniors. Aunque ambos han anunciado su intención de crear un partido unido de centro-derecha, lo cierto es que acuden a las urnas con sus respectivas formaciones aunque sin hacerse la competencia.

En los comicios se renovarán la mitad de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y los 24 senadores de ocho de las 24 provincias argentinas. En otras 13 provincias se elegirá a los parlamentos locales.

El presidente argentino, Néstor Kirchner, en un acto público.
El presidente argentino, Néstor Kirchner, en un acto público.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jorge Marirrodriga

Doctor en Comunicación por la Universidad San Pablo CEU y licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra. Tras ejercer en Italia y Bélgica en 1996 se incorporó a EL PAÍS. Ha sido enviado especial a Kosovo, Gaza, Irak y Afganistán. Entre 2004 y 2008 fue corresponsal en Buenos Aires. Desde 2014 es editorialista especializado internacional.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS