Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

17 militares españoles mueren al caer un helicóptero en Afganistán

Diecisiete militares españoles murieron cerca de Herat, en el oeste de Afganistán, al estrellarse, a las 11.01 de ayer (dos horas y media menos en la Península), el helicóptero Super Puma Cougar en el que viajaban. Un segundo helicóptero, que volaba 200 metros detrás del siniestrado, realizó un aterrizaje de emergencia ante el temor de que se tratara de un ataque. Cinco de sus ocupantes resultaron heridos leves.

"Creemos que fue un accidente y que no había fuego enemigo", dijo el comandante Andrew Elmes, portavoz de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de Afganistán (ISAF) en Kabul, bajo la que está englobado el contingente español.

El ministro de Defensa, José Bono, no descartó que el siniestro fuera provocado por "un ataque exterior". El piloto del aparato siniestrado dijo por radio al otro helicóptero que el vuelo iba bien seis segundos antes de caer. El Centro Nacional de Inteligencia no dio credibilidad a las declaraciones de un comandante talibán que reivindicó el derribo.

Los fallecidos forman parte del contingente de 841 militares que España tiene desplegados en Afganistán. Pertenecían al Regimiento de Infantería Aerotransportable número 29 Isabel la Católica de Figueirido (Pontevedra) y al Batallón de Helicópteros de Maniobra de El Copero (Sevilla). Entre los muertos hay un capitán, un teniente, un brigada, dos sargentos, un cabo y 11 soldados. La esposa de uno de ellos también es militar y se encuentra destinada en Afganistán.

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que interrumpió sus vacaciones en Lanzarote, destacó que los soldados dieron su vida "por la libertad" en una misión amparada por la ONU y aprobada por el Parlamento español. El presidente encargó a Bono, que ayer partió hacia Afganistán, que supervise con todas las garantías la identificación y repatriación de los cuerpos.

La catástrofe de ayer es la segunda más grave que sufre el Ejército español en tiempo de paz. La peor fue el accidente del Yak-42, que se estrelló con 62 militares a bordo cuando regresaba de Afganistán, el 26 de mayo de 2003.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de agosto de 2005

Más información

  • BONO NO DESCARTA UN ATAQUE COMO CAUSA DE LA TRAGEDIA