Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rojo propone que una ponencia aborde la reforma del Senado

Perales apela al "patriotismo constitucional" del PP para que acepte discutir los cambios

La participación del Senado en su propia transformación, aunque la iniciativa esencial parta del Gobierno, es la propuesta del presidente de la Cámara alta, Javier Rojo. Éste propone crear una ponencia en la que todos los grupos hagan aportaciones para lograr que el Senado sea una auténtica Cámara territorial. El responsable de Política Institucional del PSOE, Alfonso Perales, apela al "patriotismo constitucional" del PP para que no bloquee las reformas.

El Ejecutivo, a través del ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, y la dirección del PSOE ofrecen muestras inequívocas de que quieren hacer realidad la reforma del Senado, y para ello modificar la Constitución. El creciente enfrentamiento del PP con el PSOE y con el Gobierno han hecho imposible hasta ahora abordar esta reforma. Esto no impide que se empiecen ya a formular propuestas.

Así lo ha hecho el presidente del Senado, Javier Rojo, que, en declaraciones a este periódico, apuesta por crear una ponencia en la Cámara alta "en la que todos los grupos aporten propuestas, así como las comunidades autónomas, que sirvan de ayuda y apoyo a los partidos políticos que son quienes, finalmente, deben fraguar el acuerdo necesario".

Rojo es consciente de que, con carácter previo a toda discusión institucional, debería producirse un acuerdo básico entre los dirigentes de los partidos y, singularmente, entre los del PSOE y del PP, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, respectivamente. Sin los votos de los populares la reforma sería imposible.

El trabajo podría empezar de inmediato o aguardar a que el Consejo de Estado emita su dictamen, antes de diciembre.

La forma de elección de los senadores es el asunto menos cerrado y respecto al que el PP ha mostrado más preocupación, al estimar que el sistema actual le es favorable dada la superioridad numérica que ha obtenido en las tres últimas elecciones. Rojo sugiere "la elección por circunscripción autonómica, y en fecha que coincida con las elecciones autonómicas". De esta forma, el Senado nunca quedaría disuelto.

El temor del PSOE, según su responsable autonómico, Alfonso Perales, es que el PP mantenga la tesis ya insinuada de vincular la reforma del Senado a las de los Estatutos de Autonomía. Perales apela a su "patriotismo constitucional" para que no impida las modificaciones. "La ausencia de instrumentos de cooperación entre el Estado y las comunidades es el hueco que queda para cerrar el Estado autonómico; el PP no debe bloquear las propuestas y la oferta de cooperación que haga el Gobierno", confía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de agosto de 2005