_
_
_
_

Aplazada la ampliación del decreto de sequía tras la cesión a Barcelona de agua de los regantes del Ter

Los regantes del Baix Ter pactaron ayer con la Agencia Catalana del Agua (ACA) la cesión a favor del área metropolitana de Barcelona de parte del agua a la que tienen derecho. Este pacto, por el que los regantes no obtendrán en principio compensación alguna, supone un ahorro de 12 hectómetros cúbicos, una cantidad que equivale a 20 días del consumo metropolitano. Tras la medida, el Gobierno catalán puede aplazar la ampliación de las medidas contra la sequía. Inicialmente, esta ampliación iba a ser aprobada la próxima semana. La decisión queda ahora pospuesta hasta septiembre.

Jaume Solà, director de la ACA, estaba ayer satisfecho por la decisión de la Comunidad de Regantes del Baix Ter de ceder agua para el consumo metropolitano. El pacto entre ambas partes supone que los regantes reducirán las dotaciones de riego hasta en un 50% de forma gradual. Barcelona y su entorno urbano se abastecen de dos ríos: el Llobregat y el Ter, pero la mayor parte del agua, y la de más calidad, procede del segundo. La cuenca del Llobregat se encuentra en sus mínimos históricos.

La ACA inició conversaciones con la Comunidad de Regantes del Baix Ter con vistas a garantizar, en la medida de lo posible, el abastecimiento al área metropolitana y evitar tanto como se pueda las restricciones en el consumo doméstico. No obstante, la fase 2 de excepcionalidad, que iba a ser aprobada la próxima semana, no preveía aún la reducción de los consumos en las casas. La sorpresa de los responsables de la ACA fue comprobar la predisposición de los regantes a ceder agua y la comprensión del problema que la sequía supone. Así las cosas, las negociaciones han sido mucho más rápidas y ágiles de lo previsto.

Los regantes esperan que este gesto se traduzca en el futuro en una mejor comprensión de su propia situación. Su representante, Narcís Illa, señaló que esperan que los "esfuerzos" que hacen para garantizar el abastecimiento al área metropolitana se traduzcan en la búsqueda de nuevas fuentes de abastecimiento porque "el río Ter ya está bastante agotado", dijo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_