Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urbanismo autorizará ocho gasolineras nuevas y cerrará 12 surtidores del centro

En la capital habrá en total 161 puntos de suministro de combustible

El Ayuntamiento de Madrid cerrará el año próximo 12 surtidores del centro de la capital, con el fin de mejorar el paisaje urbano y facilitar la circulación. Además, el Consistorio desmontará también la gasolinera ubicada frente a la estación de Atocha, donde situará el monumento a las víctimas del atentado del 11-M que se inaugurará en 2006. Quedarán así 41 unidades de suministro en la almendra central y 120 gasolineras en todo Madrid. El Consistorio autorizará ocho nuevas gasolineras en la ciudad, dos de las cuales emplearán a personas con minusvalías psíquicas.

Aunque el Ayuntamiento pretende mejorar la oferta de suministro de combustible en Madrid, la ciudad contará en el futuro con cuatro gasolineras menos. Según el coordinador general de Gestión de Proyectos de la Concejalía de Urbanismo, Francisco Panadero, Madrid tiene 308 postes de repostaje (mangueras de repostaje) por cada millón de habitantes, frente a los 1.287 de Roma, o los 822 en Bruselas.

En 2006, el Ayuntamiento tiene previsto desmontar 12 postes de aprovisionamiento sitos en el centro de la capital. A principios del presente año ya fue cerrado el surtidor de la calle de Goya, 125 (frente al Palacio de los Deportes), y en el próximo año serán desmontados los 11 restantes, gracias a un acuerdo firmado con Repsol y Cepsa. A cambio, el Consistorio cederá a ambas empresas dos parcelas municipales en los distritos de Chamartín y Hortaleza, donde se levantarán dos nuevas gasolineras con un derecho de explotación de 73 años, previo pago de 5.363.648 euros al Ayuntamiento.

Aparte de los 12 surtidores, el Ayuntamiento desmontará la gasolinera situada frente a la estación de Atocha, en la confluencia de las calles de Ciudad de Barcelona y el paseo de la Reina Cristina. El Consistorio expropiará esta parcela, ya que no ha alcanzado un acuerdo con los propietarios. La concesión de este espacio data de 1961 y expira en 2012, por lo que Urbanismo habrá de pagar un 5% de derecho de rescate. En este emplazamiento se situará el monumento a las víctimas del 11-M, diseñado por Equipo Fam, que será inaugurado en 2006.

Concurso público

Para compensar la pérdida de puntos de repostaje, el Ayuntamiento autorizará seis gasolineras más, además de las dos permutadas a Repsol y Cepsa (en Chamartín y Hortaleza). El Consistorio convocará en septiembre un concurso público para la concesión de cuatro parcelas municipales, valoradas en 35 millones, para construir otras tantas gasolineras en los nuevos barrios de Las Tablas y Montecarmelo, y Carabanchel, así como en el acceso al hospital 12 de Octubre.

La concesión del derecho de superficie de estos cuatro solares es de un plazo máximo de 75 años. Después, las parcelas y las instalaciones volverán al patrimonio municipal. En este concurso, la oferta económica acaparará el 60% de la puntuación, mientras que el 40% restante será valorado a tenor de aspectos como la estética de la instalación, los aspectos medioambientales y el plan de empleo, entre otros.

Además de estas cuatro parcelas, Urbanismo sacará a concurso público el derecho de superficie de otros dos solares, valorados en siete millones de euros, para la instalación de dos gasolineras. Entre los criterios de adjudicación de estas dos nuevas estaciones de servicio primará que los propietarios den empleo a personas con minusvalía psíquica. Las parcelas están situadas, una frente a la otra, en la carretera de la estación de Hortaleza con vuelta a la calle de Roquetas de Mar.

En este caso, la oferta económica sólo pesará un 10% y el 90% de la puntuación será para el proyecto social (el 67% por la contratación de discapacitados psíquicos). Panadero indicó que se trata de "primar la integración de discapacitados porque son útiles para este trabajo".

Los concursos se convocarán a partir de septiembre y estarán finalizados para el último trimestre de 2005. Los concesionarios deberán redactar los proyectos y hacer las obras. Los adjudicatarios deberán pagar al Ayuntamiento el valor de la parcela y un canon anual, de manera que el Consistorio podrá ingresar por el derecho de superficie de estas seis parcelas unos 42 millones.

El solar que ha quedado libre tras el desmantelamiento de la gasolinera del paseo del Prado, cerca de la glorieta de Atocha, servirá como espacio público en el entorno del Caixa Forum.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de agosto de 2005