Varios tipos de 'heridas' en el casco de la nave

Tras los varios exámenes y análisis realizados de las pequeñas losetas cerámicas que recubren, como protección térmica, fuselaje de aluminio del Discovery, los responsables de la NASA han determinado que están en buenas condiciones para que la nave realice el próximo lunes sin peligro la reentrada en la atmósfera terrestre. Asimismo, han recibido luz verde las cubiertas térmicas. Sólo quedan por recibir el visto bueno los paneles reforzados de carbono del borde de ataque de las alas. También se estudiaba ayer si hay que reparar dos pequeñas protuberancias de material de las juntas que asoman entre unas losetas en la panza del Discovery. Del arreglo se encargarían Soichi Noguchi y Stepehn Robinson en su paseo espacial de hoy.

Se trata de un material de fibra de cerámica que asoma por unas rajas de 2,7 centímetros una y de unos dos centímetros la otra, que se han visto en las fotografías tomadas desde la ISS y en las inspecciones realizadas con el brazo robótico.

En misiones anteriores se produjeron protuberancias similares a estas en otros transbordadores, pero se detectaron tras el regreso de la nave a la Tierra. Los especialistas afirman que estas heridas del casco del Discovery no se deben a impactos durante el lanzamiento, pero temen que aumenten el rozamiento en la zona durante la reentrada de la nave en la atmósfera terrestre, cuando se alcanzar temperaturas altísimas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de agosto de 2005.

Lo más visto en...

Top 50