Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La lista de espera para cambio de sexo es de dos años y ocho meses

El único hospital público que realiza las operaciones ha practicado 108 desde 1999

El hospital regional Carlos Haya de Málaga ha realizado 108 operaciones de cambio de sexo desde que en 1999 el Servicio Andaluz de Salud incluyó la gratuidad de estas intervenciones en sus prestaciones sanitarias. Según fuentes del centro, 91 personas permanecen actualmente en lista de espera quirúrgica, con una media estimada de dos años y ocho meses, mientras otras 25 que lo han solicitado aguardan aún el tratamiento previo.

De las operaciones realizadas hasta el momento en el Hospital Carlos Haya de Málaga, 58 han sido de genitoplastia feminizante -cambio de sexo de hombre a mujer- y 50 de transexualidad masculina -dar a los genitales femeninos aspecto masculinos-. Se calcula que una de cada 40.000 personas es candidata a una genitoplastia feminizante, y uno de cada 100.000 a la masculinizante.

Actualmente, 25 personas que han solicitado someterse a una intervención de cambio de sexo están esperando para ser sometidas al complejo procedimiento de tratamiento previo. La Unidad de Trastorno de Género del Hospital Carlos Haya está formada por un amplio equipo multidisciplinar formado por psiquiatras, psicólogos, endocrinos, cirujanos plásticos y generales, urólogos, reumatólogos y traumatólogos. El paciente debe someterse antes de la intervención quirúrgica a un protocolo psicoterapéutico y endocrinológico para corroborar que efectivamente padece un problema de intersexualidad diagnosticado.

"Hacemos un estudio riguroso y una evaluación exhaustiva", asegura una portavoz de la Unidad de Transtorno de Género, quien explica que algunas personas que solicitan la intervención quirúrgica se sienten confundidas, por lo que es necesario analizar cada caso. Más de 400 personas han solicitado inicialmente el cambio de sexo en Andalucía desde 1999.

IU ha denunciado que en el año 2004 las intervenciones de cambio de sexo en Andalucía se redujeron a la mitad respecto a 2003, lo que hace sospechar, según su portavoz parlamentaria Concha Caballero, que la Junta de Andalucía está "descuidando un servicio que anunció como bandera de progresismo".

Las organizaciones de transexuales andaluzas han solicitado al Servicio Andaluz de Salud que disponga más medios y que habilite un segundo hospital para el tratamiento quirúrgico.

Las comunidades autónomas de Andalucía y Extremadura son las únicas donde las operaciones de cambio de sexo están cubiertas por el servicio público de salud, y todas se realizan en el Hospital Carlos Haya de Málaga, que tiene un acuerdo con la Junta de Extremadura.

Otras comunidades autónomas como la valenciana, vasca o castellana-leonesa sí cubren tratamientos hormonales y psicológicos para transexuales, pero no las intervenciones quirúrgicas. La comisión de derechos humanos de las Cortes de Castilla y León aprobó en marzo, con el apoyo del PP, una proposición no de ley en la que instaba al Gobierno central a financiar también el tratamiento quirúrgico. Pero el Ejecutivo autonómico afirmó después que esta intervención no era una de sus prioridades y que esperaría a que el tratamiento se incluyera en la cartera de servicios estatal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de julio de 2005