Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ley de Educación permite a las comunidades dividir las clases en ciertas asignaturas

La Ley Orgánica de Educación (LOE) recibió ayer el visto bueno del Consejo de Ministros. La futura norma, que después del verano entrará en el Parlamento para su debate, supondrá un gasto de 6.000 millones de euros en cinco años (un 58% a cargo del Estado). Para hacer frente al fracaso escolar, la ley permite a las comunidades autónomas dividir a los alumnos en ciertas asignaturas, establece pruebas de nivel que no computarán para nota (cuarto de primaria y segundo de ESO) y fija una reducción de materias. También establece la repetición obligatoria con cuatro asignaturas suspendidas y mantiene la selectividad. La clase de religión permanece intacta.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de julio de 2005