200 vecinos de Abanto llevan a los tribunales los daños en sus pisos protegidos

Casi 200 vecinos de la localidad vizcaína de Abanto han presentado una demanda contra el Departamento de Vivienda y la sociedad pública Visesa por graves desperfectos en los pisos de protección en los que residen desde hace nueve años. Los afectados, que presentaron las primeras quejas en 1997, exigen una indemnización de cerca de 3.000 euros por cada unos de los 179 pisos con problemas, lo que sumaría más de medio millón de euros.

La asociación El Cerro Kaletik, formada por este conflicto, se ha quejado por los fallos en los suelos de parquet de pasillos y habitaciones, las cerámicas de los baños, grietas y fisuras en paredes y techos, atascos en las arquetas o apagones del alumbrado. Los problemas no fueron atendidos por el anterior equipo de Vivienda y hasta 2002 la consejería no confirmó los desperfectos. Pese a los contactos mantenidos desde 2003, la asociación considera que no se han atendido sus demandas y hoy anunciará públicamente la presentación de la denuncia en los juzgados de lo contencioso-administrativo.

Vivienda adujo hace tres meses que estaba gestionando los arreglos pero que se encontraba con la oposición vecinal a permitir la entrada en los pisos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 20 de julio de 2005.