Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El huracán Emily obliga a evacuar a 85.000 personas en México

Las autoridades mexicanas han decretado la alerta roja en la península de Yucatán, en el este del país, ante la inminente llegada del huracán Emily, que se acerca a la región convertido en un ciclón "extremadamente peligroso", según los expertos. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos esperaba que Emily, que recorre el Caribe en dirección noroeste, rozara las costas mexicanas hoy a primera hora.

Unas 85.000 personas han sido evacuadas en los Estados costeros de Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Entre ellas se encuentran miles de turistas que llenan en estas fechas los complejos hoteleros de la llamada Riviera Maya, como Cancún, Isla Mujeres o Cozumel. En Cancún, uno de los destinos favoritos del turismo español, 30.000 veraneantes han sido trasladados a hoteles alejados de la línea de playa o a albergues. Cuatro vuelos directos Madrid-Cancún, de las compañías Air Madrid, Pullmantur, Iberworld y Air Europa, fueron cancelados ayer, si bien los vuelos de regreso se realizaron sin novedad.

La compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) ha evacuado a 15.500 trabajadores de las plataformas petroleras del golfo de México. Precisamente dos pilotos de helicóptero que participaban ayer en las maniobras de evacuación murieron cuando los fuertes vientos arrastraron la aeronave al mar.

Emily fue ganando fuerza desde el jueves, cuando afectó la isla de Granada, hasta alcanzar el grado cuatro de los cinco de la escala Saffir-Simpson. El sábado dejó seis muertos en Haití y cuatro en la isla de Jamaica, donde las lluvias han causado cuantiosos daños materiales.

Emily, el segundo huracán de la temporada caribeña tras el paso de Dennis, se desplaza a una velocidad de 32 kilómetros por hora, con vientos sostenidos superiores a los 250 kilómetros por hora. Los países centroamericanos, en especial Belize, también se encuentran en alerta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de julio de 2005