Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Rutas culturales

Esta carta de protesta la podría titular Mucho ruido y pocas nueces, o mucha propaganda y pocos viajes. Ha sido masiva la propaganda que ha hecho la Comunidad de Madrid sobre los viajes o rutas culturales para personas mayores, en carteles grandes y folletos de mano; sin embargo, la realidad es muy otra.

Estuvimos mi mujer y yo en la agencia de viajes, el primer día, antes de que abrieran, a las nueve de la mañana, cuando empezaban a apuntarse. A los primeros que pasaron ya les dijeron que no había plazas para Italia; pues bien, a nosotros, que fuimos los terceros, nos dijeron que no quedaban plazas para ninguno de los viajes al extranjero que ofrecían, como los de Praga, Viena o Budapest.

No sé qué pensar: si será que dan pocos viajes para la mucha cantidad de personas que queremos ir o que se los dan a familiares y allegados de la Comunidad de Madrid.

Así pues, nos quedamos con la ganas de ir de viaje al extranjero, que tanta ilusión nos hacía; ya que dada nuestra escasa economía, era una oportunidad única de haber ido.- Juan Rubio y Luisa Mendoza. Madrid.

A las nueve de la mañana del pasado 1 de julio he estado esperando cola en la oficina de viajes de la calle del Conde de Peñalver, 94. Abrían la oficina a las 9.30 treinta y yo era el tercero de la fila. Al abrir entramos los tres primeros y se nos dice, textualmente, que ya no queda disponibilidad de viajes para Praga-Budapest-Viena de los concertados por la Comunidad de Madrid para los jubilados. Hace dos días yo estuve en esa agencia y les dije si me podían admitir la solicitud y me dijeron que no era posible, ya que el plazo empezaba el 1 de julio por la mañana. No han puesto a la venta un solo billete.

Es una tomadura de pelo a los pensionistas que se haya hecho una propaganda en los centros de mayores con un costo incalculable de folletos y que luego no se pueda despachar ni al primero que trata de presentar la solicitud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de julio de 2005