Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Olor nauseabundo en el Poblenou

Últimamente los medios de comunicación se han hecho eco de los numerosos problemas de inseguridad en las calles de nuestro barrio. Pero la falta de vigilancia no es el único problema grave que tenemos que padecer los vecinos del Poblenou.

El boom inmobiliario ha hecho proliferar cientos de viviendas sin que el Ayuntamiento haya realizado las inversiones necesarias en la red de alcantarillado, unas cloacas que han quedado obsoletas, sin la suficiente pendiente y sin los necesarios sistemas de bombeo. Todo ello provoca unos malos olores insoportables a los que estamos condenados sobre todo los vecinos de las calles de Llull, Ramon Turró, Lope de Vega y Espronceda, olores que no se aprecian sólo en la calle, sino que llegan hasta nuestras viviendas.

Tan nauseabundo es el olor que estas calles han perdido vida, la gente evita pararse hasta para coger el autobús. Es de desear que el Ayuntamiento de Barcelona invierta parte de los beneficios obtenidos con la vorágine inmobiliaria en el bienestar y la calidad de vida de todos nosotros. Respirar aire limpio es un derecho de todos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de julio de 2005