_
_
_
_

Autores y expertos creen que la diversidad cultural debe sustentarse en la cooperación

Bustamante pide la creación de cuotas y Ridao alerta sobre la limitación de la libertad

"La globalización cultural es más irregular, más desigual que la económica". Ésta es una de las conclusiones que pudieron escucharse ayer en el inicio del encuentro sobre Diversidad y excepción cultural, que se cierra hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander. "O trabajamos hacia el mercado europeo y latinoamericano en coproducciones o iremos a la ruina", afirmó Enrique Bustamante, codirector de las jornadas, en las que se analiza si los instrumentos diseñados para preservar la identidad cultural están dando buenos frutos.

En la mayoría de las ponencias se ofrecieron cifras que dan una idea de la colonización cultural estadounidense. Entre el 80 y el 90% de las películas que se distribuyen pertenecen a este país, cuya "industria del copyright" es la primera en volumen de exportaciones, destacó el secretario general de la Fundación Autor, Francisco Galindo.

El problema, según Enrique Bustamante, catedrático de Comunicación Audiovisual de la Universidad Complutense, es que para protegerse de esta invasión, los países europeos se han comportado "de forma proteccionista hacia otros países" o regiones como América Latina o los Países del Este. Por ejemplo, en el campo audiovisual, "la directiva de la televisión sin fronteras ha sido leída por los grandes países de la UE de forma restrictiva y favorable a sus intereses", afirmó. Esta política ha sido "vital" para revitalizar su industria pero no les ha permitido crear un espacio común europeo, fundamental para defenderse de la penetración de EE UU.

"Hoy es imposible mantenerse en la política de mercado autárquico. O trabajamos hacia el mercado europeo y latinoamericano en coproducciones o iremos a la ruina", afirmó. Bustamante -que dirige el encuentro junto con Jesús Prieto, director del Instituto Interuniversitario para la Comunicación Cultural UNED-Universidad Carlos III de Madrid- se mostró favorable a "reorientar el grueso de las ayudas" para crear ese espacio europeo. "Tendrían que crearse cuotas que fomenten, no la producción nacional, sino la europea o con terceros países con los que se mantengan acuerdos".

Por la tarde, en una mesa redonda, el escritor y embajador de España en la Unesco, José María Ridao, afirmó que está en peligro no sólo la pluralidad sino la libertad de expresión. "Actualmente, no hay un problema de diversidad sino algo más grave, estamos asistiendo a la limitación de la libertad de expresión", aseguró. En su opinión, hoy no se prohíbe pensar ciertas teorías, como sucede durante las dictaduras, sino que la situación es "más demoledora porque existe libertad de pensamiento pero los propios autores, y también en el mundo del cine, asumen que hay ciertas producciones que no van a tener salida. Hoy no habría un editor que se atreviera a publicar El hombre sin atributos", sentenció.

El actor Xavier Elorriaga ofreció algunos datos que ejemplifican la precariedad a la que está sometida su profesión. "Sólo el 29% de nosotros vive de la actividad artística, y el 49% no cobra más de 6.000 euros mensuales".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_