Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ENRIQUE V. IGLESIAS | Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo

"Queremos ser un banco que sea más que un banco"

Enrique V. Iglesias (1930), asturiano de nacimiento y con nacionalidad uruguaya, es presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) desde 1988. El pasado mes de mayo, 22 países le nombraron secretario general de las Cumbres Iberoamericanas, cargo de nueva creación que se encargará de dar mayor operatividad a las reuniones anuales de la veintena de países. Iglesias tomará posesión en octubre, después de renunciar a la presidencia del BID. Tras la clausura del curso de la universidad Menéndez Pelayo Democracia, crecimiento con igualdad y educación, organizado por el Banco Santander, se mostró confiado en que este nuevo órgano contribuirá a responder a las aspiraciones latinoamericanas.

Pregunta. ¿Cómo ha cambiado América Latina y el Banco Interamericano de Desarrollo desde que usted asumió la presidencia en 1988?

Respuesta. Cuando yo llegué al Banco lo que traté fundamentalmente es de tener un banco más grande, creativo y eficiente. Y creo que en las tres cosas ha habido ganancias en este periodo. Por ejemplo, el capital es tres veces más grande que cuando empezamos y el banco tiene una mayor presencia institucional, con la creación de una corporación y un fondo de inversión. En cuanto a la creatividad, el banco siempre ha respondido al primer objetivo que se fijó el fundador, que dijo "hagamos un banco que sea más que un banco". El Banco Interamericano se ha propuesto este objetivo dando una gran prioridad a los temas sociales; a los temas de reforma del Estado; y a los temas de infraestructura. También a los temas que han ido surgiendo, de género, indígena, violencia. Todos los aspectos hacen que se trate de algo más que un banco. Y, por último, somos más eficientes, pero hay que hacer más cosas porque esto nunca se termina.

P. ¿Cómo evolucionará la inversión de la UE en América Latina?

R. Las inversiones europeas en América Latina han sido muy importantes. España es nuestro primer inversor. Las condiciones hoy son tales que nos permiten pensar que esa macroeconomía sólida que tiene América Latina y la bonanza internacional van a llevar a que el apetito por mayores inversiones vaya a continuar por parte de Europa y seguramente de España.

P. ¿Cómo cree que afectaría en las empresas españolas con intereses en Bolivia, el país más pobre de Latinoamérica, un Gobierno de indígenas?

R. Vamos a dejar que acontezcan las cosas. Lo importante es que haya elecciones, que se produzca un encuentro de todas las partes para hacer una transición pacífica y democrática y, si eso ocurre, el país va a encontrar su destino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de julio de 2005